20 de agosto de 2015 15:22 PM
Imprimir

La soja cayó al valor más bajo de los últimos seis años

CompartiremailFacebookTwitterLos precios de la soja siguieron cayendo ayer en el Mercado de Chicago, donde esta semana se tocaron los niveles mínimos en seis años. Ayer cerró a US$ 332 por tonelada y la posición noviembre cerró en 328,31 dólares por tonelada, con un nuevo recorte de 1,19%. Perforó el piso de los 330 dólares. Aquí […]

Los precios de la soja siguieron cayendo ayer en el Mercado de Chicago, donde esta semana se tocaron los niveles mínimos en seis años. Ayer cerró a US$ 332 por tonelada y la posición noviembre cerró en 328,31 dólares por tonelada, con un nuevo recorte de 1,19%. Perforó el piso de los 330 dólares.

Aquí esa cotización equivale a unos 220 dólares, por el impacto de las retenciones. Ayer “los precios locales lograron defenderse de las bajas externas, apoyados en la gran competencia entre compradores y ante la retracción que se observa en la oferta tras las bajas recientes”. La explicación de la Bolsa de Rosario resume la situación dentro del país: como la soja bajó tanto afuera, los chacareros paralizaron sus ventas.

En Chicago, en cambio, los contratos del complejo oleaginoso extendieron las pérdidas del martes, apuntalados por las mejoras climáticas en Estados Unidos y la fuerte caída del precio del petróleo.

En este contexto, los operadores se encuentran actualmente en una posición netamente vendedora, presionando a la baja los valores de la soja, el principal producto de exportación de la Argentina. “Esta situación comenzó a observarse principalmente luego del Reporte del USDA publicado la semana pasada”, explicó Nicolás Degano, analista de FyO. Ese informe sobre oferta y demanda determinó que los stocks finales de la campaña serán más elevados de lo que esperaba el mercado.

Como otro factor bajista figuran las buenas expectativas para los cultivares implantados sobre las regiones productoras de Estados Unidos, y que se verían beneficiados con nuevas lluvias en los próximos días. Gordy Linn, presidente de Linn Group le dijo a Reuters que “la lluvia dio motivos a la gente para vender soja, y lo están haciendo”.

Otra situación que tienen en cuenta los operadores globales es la incertidumbre sobre la economía de China, el mayor importador de soja del mundo. Ese país acaba de devaluar el Yuan un 4,66%. Degano sumó además la fuerte caída que esta sufriendo el petroleo por estos días. Estas bajas impactan sobre la cotización del aceite utilizada para elaborar biodiesel.

Fuente:

Publicidad