21 de agosto de 2015 18:27 PM
Imprimir

Estrategias y Control de Lobesia Botrana para la Temporada 2015 – 2016

CHILE : La Fundación para el Desarrollo Frutícola (FDF) junto a la Asociación de Exportadores de Frutas de Chile, (ASOEX) organizaron el Seminario Estrategias de control de Lobesia botrana para la temporada 2015 – 2016

El objetivo del encuentro fue informar de las medidas implementadas a nivel oficial por el SAG y dar a conocer aspectos biológicos y análisis de riesgos de la plaga, control químico y su eficiencia, uso de feromonas de confusión sexual, estrategia para la próxima temporada, etc. de manera de planificar con anticipación la temporada 2015-16 con las mejores herramientas e información disponibles en la actualidad.

 

El Gerente de Fundación para el Desarrollo Frutícola,  Ricardo Adonis fue el encargado de dar la bienvenida al seminario, indicando que han organizado distintas actividades de investigación, desarrollo, difusión y transferencia en beneficio de la agricultura del país. “Las actuales autoridades han otorgado especial énfasis de cooperación público – privada con el objeto de erradicar la plaga de la lobesia botrona en Chile”.

 

El Director Nacional del Servicio Agrícola y Ganadero (SAG), Ángel Sartori indicó que el tema de la Lobesia botrana es un tema difícil de abordar, “es un tema que cuando asumimos en marzo del año pasado, el Ministro de Agricultura estableció un programa responsable de mediano y largo plazo para enfrentar la plaga”.

 

“La plaga de la lobesia es un peligro inminente sobre la actividad de la fruticultura nacional. Es por ello que tomamos una decisión de dar los mayores recursos públicos, para enfrentar de manera seria esta plaga y creo que lo que hemos hecho nos indica que vamos en el camino correcto. No es una plaga fácil, tiene una serie de aristas que hemos ido enfrentando a medida que vamos caminando”.

 

El Director Nacional del SAG, comentó “esta plaga no la vamos a ganar si no trabajamos juntos, el esfuerzo público y privado son necesarios e imprescindibles para abordarlas seriamente. El Ministro de Agricultura a través del SAG está destinando los mayores recursos posibles para enfrentar la plaga”.

 

Agrega que durante el año pasado y el presente han logrado concentrar la plaga en diferentes lugares para ir avanzando. “Los problemas más complejos los tenemos en la región de O’Higgins y del Maule, lo que pone en peligro nuestras exportaciones y creo que la estrategia que hemos establecido hasta el momento ha dado buenos resultados”.

 

La Directora Ejecutiva del Plan Nacional de Lobesia Botrana del SAG, Grisel Monje comentó la estrategia de control oficial para la temporada 2015 – 2016. “Deberíamos incluir nuevas especies para el control obligatorio la próxima temporada. Estamos fomentando la adquisición de confusores sexuales por parte del sector privado, además mantendremos el apoyo de Indap a los pequeños productores”.

 

Grisel Monje señaló que se mantiene la resolución vigente respecto al control obligatorio de la uva de mesa, de pisco y vinífera desde Atacama hasta la Araucanía. En el caso de los arándanos se mantiene el control en la región Metropolitana, Maule y Bío Bío. Los ciruelos mantienen control obligatorio en la región Metropolitana y del Maule.

 

Agrega que los objetivos estratégicos del programa, es mantener las regiones de contención, que son la Región Metropolitana, O’Higgins y Maule. La zona de erradicación son Atacama, Coquimbo, Valparaíso, Bío Bío y la Araucanía.

 

“La red de trampa de vigilancia, establecemos las medidas de control y cuarentena; fiscalizar el cumplimiento de las medidas determinadas por el SAG”.

 

El programa para la temporada 2015 – 2016 indica:

·         Vigilancia a través de las trampas de feromonas.

·         Control Predial y Urbano.

·         Fiscalización de la medida de cuarentena.

·         Mantener un plan de difusión activo.

·         Supervisar y apoyar los planes de investigación nacional.

·         Participación activa del sector privado.

·         Mantener las asesorías internacionales.

 

Grisel Monje indica que se espera tener 45.000 hectáreas cubiertas con confusores sexuales, donde las regiones de O’Higgins y Maule son las que tienen mayor cantidad. “Estamos aumentando la cobertura con los confusores sexuales, pero no estamos llegando al 100%, por lo tanto el tema del uso de químicos en el programa de control sigue siendo una herramienta muy importante”.

 

“En las zonas de erradicación se mantienen la obligatoriedad de manejar la plaga hasta la tercera generación o mientras exista fruta en el predio. Los predios donde estamos instalando confusores sexuales igualmente los productores deben hacer control químico, porque el objetivo del control en estas zonas de erradicación es lograr eliminar hasta la última polilla. Por lo tanto usamos en conjunto las dos herramientas”.

 

En el caso de las regiones en contención, Grisel Monje indica que es obligatoria la aplicación de químicos durante la primera generación del insecto. Respecto a la técnica del insecto estéril, la Directora Ejecutiva del Plan Nacional de Lobesia Botrana comentó “estamos siendo pioneros a nivel internacional en poder desarrollar esta técnica para la plaga. Ningún otro país la tienen actualmente, otros países han desarrollado la técnica en otras polillas”.

 

“Estamos empeñados en desarrollar la tecnología, que nos permitiría y si logramos ser exitosos marcar pauta a nivel mundial y lograr que esta plaga deje de ser un problema para Chile”.

 

Carlos Barriga, Coordinador del Plan Nacional de Lobesia Botrana de la Asociación de Exportadores de Frutas de Chile (ASOEX) indica “creemos que es necesario crear un programa de mediano y largo plazo para tener los insumos necesarios, para poder darle consistencia a la estrategia que está financiada, para lograr las metas”.

 

Barriga señala “debemos aumentar la superficie de confusores sexuales a 110.000, esto tiene un costo adicional a lo estudiado por el SAG de 8 millones de dólares adicionales, para tratar las áreas productoras. Tenemos que aumentar y trabajar con eficacia de los controles con productos químicos. Agrega que se debe mantener y realizar las técnicas de confusión sexual, que debe ser complementada con la aplicación de químicos; se deben utilizar ambas técnicas para tener mejores resultados”.

 

“Se debe focalizar la vigilancia y fiscalización de los productores que tienen mayores capturas, aumentar la superficie tratadas con Emisores de Confusiones Sexuales  (ECS) para el sector urbano, especialmente en la VI y VII región”.

 

El Coordinador del Plan Nacional de Lobesia Botrana de ASOEX agrega que los recursos de Indap podrían ser destinados a la instalación de ECS y no al pago de químicos. “Debemos promover como industria ajustes al programa fitosanitario, junto con ello se debe acelerar la investigación y capacitar al personal que trabaja en los huertos”.

 

“Hoy en día el combate de la lobesia botrana es principalmente de los productores, agradecemos el aporte del SAG en esto; pero son los productores los principales interesados en defender su fruta de esta plaga”.

Fuente:

Publicidad