22 de agosto de 2015 12:16 PM
Imprimir

La siembra de cebada superó el millón de hectáreas

Según la Bolsa de Cereales, se sembró un 14% más que la campaña anterior.

Con los últimos cuadros sembrados sobre el sudeste de Buenos Aires, la cuenca del Salado y el sudoeste de Buenos Aires-sur de La Pampa se terminó de implantar la cebada en todo el país, según indicó el último informe de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires.

“Al incorporarse estos últimos lotes se logró alcanzar el área estimada para esta campaña en 1.050.000 hectáreas, reflejando un incremento interanual del 14,1% ya que en la campaña 2014/15 se sembraron 920.000 hectáreas”, destacó el informe.

 

Durante el ciclo previo la siembra también culminada en estas fechas y a su vez también se registraban excesos hídricos en Buenos Aires, pero en diferentes regiones, afirma el informe de la Bolsa. Durante el ciclo 14/15 los problemas se concentraban sobre el núcleo cebadero del sudeste de la provincia y este año cobran más importancia hacia el centro de la misma.

 

“Las intensas lluvias ocurridas en amplios sectores de la provincia, empeoran la situación de muchos cuadros ya emergidos, generando excesos hídricos de diversa severidad”, agrega.

 

Hacia el centro-norte de Córdoba el cultivo se encuentra transitando macollaje en buenas condiciones. Diferente panorama se relevó en sectores del centro-norte de Santa Fe, en donde abundantes lluvias acumuladas durante los días previos generaron excesos hídricos en lotes que transitan macollaje. Pese a ello, también se relevaron lotes que no fueron afectados por intensas lluvias y que aún mantienen muybuenas condiciones. Similar panorama ocurre sobre el núcleo Norte, en el cual el cultivo se encuentra transitando macollaje en muybuenas condiciones y la situación hídrica del mismo va desde óptima en posiciones de loma, hasta excesiva en los bajos.

 

Sobre la zona núcleo sur los problemas por excesos hídricos cobran mayor relevancia. En esta región existen problemas de caminos y cuadros anegados, por lo cual muchos productores aún no pueden volver a sus campos. En esta región el área implantada para el presente ciclo se estima en 64.000 hectáreas, de las cuales aún no se puede dar precisión del grado de daño que generarán los excesos hídricos.

Hacia el centro de Buenos Aires, así como para la zona de la cuenca del Salado, la situación es muy complicada. En estas zonas el cultivo ha tenido un muy buen desarrollo de sus primeras etapas y se encuentra entre macollaje y diferenciación de hojas. No obstante, importantes sectores se han anegado a causa de las fuertes lluvias y hasta el momento el estado de los caminos dificulta la evaluación de las pérdidas generadas. Entre estas dos zonas se contabilizan hectáreas sembradas con cebada por un total de 55.000 hectáreas.

 

En el sudeste de Buenos Aires, la situación es varía según zonas. La disponibilidad hídrica va desde óptima hasta excesiva según la ubicación del lote en zonas bajas o elevadas. La condición de los cuadros es muy buena y el cultivo aún se encuentra macollando en los casos más avanzados. En estos últimos lotes se han realizado las primeras re-fertilizaciones en la región. Al igual que lo reportado en otras zonas con excesos hídricos, la cebada en el sudeste de Buenos Aires comienza a evidenciar presencia de enfermedades foliares, aunque en una baja proporción de los cuadros.

 

Por último, las zonas del margen oeste bonaerense y de la provincia de La Pampa, presentan un panorama diferente al citado en el resto de las regiones. En estas, las lluvias han sido de gran utilidad al recuperar la humedad del suelo en sectores donde la misma comenzaba a ser escaza. El estado de desarrollo del cultivo en estas zonas va desde emergencia en cuadros puntuales del sudoeste bonaerense, hasta encañazón en los lotes más adelantados del noroeste de Buenos Aires

Fuente:

Publicidad