6 de agosto de 2010 15:24 PM
Imprimir

Controlan que el limón dañado no llegue a los mercados externos

La Asociación Civil All Lemon, constituida por 11 empresas citrícolas de Tucumán y del NOA, decidieron incrementar los controles de calidad en sus empaques asociados, tendientes a evitar que los limones que fueron afectados por las heladas de mediados de julio pasado ingresen a esos empaques y sean embalados con destino a los mercados de exportación.

A mediados de julio pasado, fuertes heladas abatieron a la zona limonera de Tucumán y de gran parte del área citrícola del Noroeste Argentino, las que fueron acompañadas por nevadas en casi toda el área pedemontana de Tucumán, de Salta y de Jujuy.

Este fenómeno causó numerosos daños en toda la región. Se reportaron en cultivos de frutilla, de arándano, caña de azúcar, de papa primicia y limones con destino a industria y a la exportación.

Esta situación, llevó a la citricultura tucumana a parar unos días sus procesos, especialmente la cosecha, hasta evaluar los daños sobre los limones que tenían como destino los mercados externos.

Luego de las heladas y las nevadas, muchos frutos se perdieron en los campos, al desprenderse de los árboles que los contenían, por el mismo efecto meteorológico.

El comité de calidad de All Lemon (Argenti Lemon SA, Citrusvil SA, Citromax, Expofrut, Latin Lemon, FGF Trapani, Ledesma, La Moraleja SA, Pablo Padilla, Frutucumán y SA San Miguel), que controla la calidad del limón de exportación, definió en esta oportunidad establecer un protocolo de calidad más estricto en sus controles rutinarios luego de las heladas.

Certificación
Estos controles durante los procesos de exportación apuntan a certificar la fruta de elevada calidad y, en la actualidad, a detectar aquella que fue dañada por heladas e impedir que llegue a las cajas de exportación. De no ser así, provocaría un enorme daño en los mercados de todo el mundo, y un desprestigio del limón de la región.

Tucumán tendrá una menor producción de limones por las intensas heladas de 2009 y los casi ocho meses de sequía. Esto derivó en que la producción del principal paño limonero del mundo vea caída sus expectativas de cosecha en un 30% respecto de 2009.

Los últimos aforos confirman una caída tanto en la fruta para consumo en fresco como para la industria. El cálculo de la Asociación Tucumana del Citrus es de 250.000 t de limones que se destinarán a la exportación, 50.000 t al consumo en fresco en el mercado interno y unas 600.000 t a la industria. Lo que daría un valor final de cosecha de 900.000 t de fruta en 2010.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *