24 de agosto de 2015 03:24 AM
Imprimir

Panamá refuerza los controles para transporte de carne

Desde ayer está vigente una nueva norma que endurece las medidas higiénicas para la manipulación de productos cárnicos

Los vehículos de transporte de carne y subproductos destinados al consumo humano deberán estar autorizados por las autoridades. Ningún producto podrá tener contacto directo con el piso del vehículo usado para el transporte.

 

Así lo contempla el nuevo Reglamento de Inspección Sanitaria de Carne Bovina en Panamá, plasmado en el Decreto Ejecutivo 600 de 2015, vigente desde ayer. La norma regula también las plantas de sacrificios o mataderos y todo el proceso que rodea la oferta del producto.

 

El reglamento, firmado por el presidente Juan Carlos Varela y el ministro de Salud, Javier Terrientes, se aprobó tras las duras críticas emitidas por la Asociación Panameña de Médicos Veterinarios, que desnudaron el descontrol y falta de inspección de las autoridades del Ministerio de Salud (Minsa).

 

En una entrevista con La Estrella de Panamá , José Rolando Torres, presidente de la agrupación, denunció el 3 de agosto que muchos de los vehículos que se utilizan para transportar carnes no son los más adecuados. ‘Se transporta la carne en vehículos tipo pick-up , como quien tira cualquier bulto y sin refrigeración básica’, agregó Torres.

 

El presidente de los veterinarios indicó que el 90% de las mataderos del país no cumplen con los mínimos requisitos, son obsoletos, con estructuras decadentes que no reciben mantenimiento.

 

Además, afirmó que el Minsa no inspecciona de manera rutinaria a las carnicerías, supermercados, franquicias ni restaurantes de los centros comerciales.

 

 

REGULACIÓN A CORRALES

El Reglamento de Inspección Sanitaria de Carne Bovina ahora vigente en Panamá indica que no podrán transportarse conjuntamente vísceras y carnes refrigeradas, a menos que estén empacadas.

 

Además, cuando se use hielo como medio de refrigeración, este deberá responder a las exigencias establecidas y se transportará en cajones o bolsas de material plástico acondicionadas para este fin.

 

El pésimo estado de los corrales de los mataderos —la zona donde son llevados los animales para su inspección sanitaria—, denunciado por afiliados a la Asociación Panameña de Médicos Veterinarios, también está sujeto a nuevas especificaciones. Los pisos de los corrales y pasillos deben ser impermeables, resistente al desagüe y a la corrosión, antideslizantes y de fácil limpieza y desinfección.

 

No deben presentar rajaduras, pozos ni deterioros que permitan la acumulación y estancamiento de líquidos.

 

La limpieza de los corrales se realizará cada 24 horas como máximo, procediendo a la recolección de estiércol existente e inmediatamente se efectuará una limpieza general con agua a presión en los pisos y paredes.

 

Igualmente, el decreto establece que la Dirección General de Salud del Minsa es la autoridad competente para emitir procedimientos y coordinar con la participación del sector privado y otras instituciones del sector público, las acciones para el aseguramiento de la calidad e inocuidad de las carnes.

 

Se estableció la obligatoriedad de que toda planta en la cual se sacrifique ganado para su transporte o venta, o en la cual se preparen productos o derivados de partes del ganado, debe estar debidamente aprobada y registrada ante el Minsa.

 

Todos los productos que salgan de una planta de proceso de productos cárnicos deben ir acompañados del certificado oficial de inspección correspondiente.

 

Además, las carnes de los mataderos de una comunidad no podrán comercializarse en otras regiones distintas.

 

 

==========

LIMPIEZA GENERAL

La nueva norma es más estricta en medidas higiénicas que la anterior

 

No se permite la acumulación de desechos en las áreas de manipulación y de almacenamiento.

Queda prohibido el uso de madera en las salas donde se procesan o manipulan alimentos o materias primas

Fuente:

Publicidad