25 de agosto de 2015 14:31 PM
Imprimir

El ingreso de sojadólares cae a su menor valor desde marzo y fuerza al BCRA a vender u$s 60 millones

CompartiremailFacebookTwitterEn plena corrida cambiaria en los tipos de cambio paralelo el Banco Central (BCRA) pierde margen de maniobra en el mercado formal. El ingreso de divisas de exportaciones cayó a u$s 56 millones al día durante la semana pasada, prácticamente un tercio de los máximos que alcanzó durante la época de la cosecha. A pesar […]

En plena corrida cambiaria en los tipos de cambio paralelo el Banco Central (BCRA) pierde margen de maniobra en el mercado formal. El ingreso de divisas de exportaciones cayó a u$s 56 millones al día durante la semana pasada, prácticamente un tercio de los máximos que alcanzó durante la época de la cosecha. A pesar de que limita las ventas de dólares para importadores, la entidad que conduce Alejandro Vanoli debió vender u$s 60 millones ayer para proveer a un mercado seco de divisas.

 


Mientras el blue se escapa hasta casi alcanzar su récord histórico marcado en septiembre del año pasado y el contado con liquidación implícito en activos financieros lo acompaña desde atrás el oficial se mantiene en su senda de microdevaluaciones diarias.

 


Ayer subió siete milésimas de peso hasta los $ 9,267 por unidad. El dólar avanza 10,32% en los últimos doce meses y 8,42% en lo que va del año. El 0,84% de suba que anota en lo que va de agosto, mientras tanto, es consecuente con una suba del 13% a lo largo de un año, de mantenerse estable esa velocidad de avance.
El control que ostenta el BCRA sobre el precio del dólar oficial contrasta sin embargo con lo poco que puede hacer en materia de oferta. El grueso de la cosecha sale del país en el segundo trimestre, en el que se vieron picos de u$s 150 millones diarios de oferta de sojadólares en el mercado cambiario. A mediados de julio, algo más tarde de lo habitual, ese flujo cesó.

 


Además, con la brecha cambiaria que separa a la cotización oficial de la paralela en el 71%, son pocos los incentivos a ingresar divisas al país, ya sea por la vía financiera o por las ventas al exterior.

 


A esa falta de incentivos se suma la caída en el precio de la soja, la principal exportación a la hora de aportar dólares al mercado cambiario. Afectada por la desaceleración de China que golpea a todas las materias primas la soja cayó casi 16,5% en los últimos ocho meses, dañando el ingreso de divisas por la exportación.
Durante la semana pasada las cerealeras ingresaron al país u$s 281 millones, según datos de la Cámara de la Industria Aceitera-Centro de Exportadores de Cereales. Es la cifra más baja para una semana desde fines de marzo, cuando los feriados conspiraron contra las operaciones. El récord para una semana durante este año fue de u$s 789 millones, a principios de junio.

 


Sin oferta de dólares financieros y con muy poca oferta de dólares comerciales el mercado tiene una mayoría abrumadora de compradores, que sólo pueden ser contenidos por la regulación diaria de la mesa de operaciones del BCRA. La entidad obliga a los bancos a informar las operaciones de sus clientes planificadas para cada día y, así, se arroga el derecho a una última autorización o negativa.
Mediante ese mecanismo la aprobación de pagos de importadores al exterior se redujo un 30% después de las elecciones del 9 de agosto. Según la Cámara de Importadores los grandes importadores deben u$s 8100 millones que no logran pagar por falta de autorización oficial.

 


A pesar de estas trabas el BCRA no deja de vender. Según privados, en lo que va de agosto ya tuvo que vender u$s 667 millones de sus reservas, que cerraron ayer en u$s 33.668 millones y ganan u$s 2331 millones en lo que va del año
.

Fuente:

Publicidad