28 de agosto de 2015 15:02 PM
Imprimir

El campo habla . . .

CompartiremailFacebookTwitter… que, a pesar del impacto por la falta de comercialización por la medida de protesta de la Mesa de Enlace, igual la actividad fue intensa en los últimos días, y se sigue acelerando al compás del ritmo político, que ahora también incorporó al campo a las agendas. El Consejo de las Américas, el aniversario […]

… que, a pesar del impacto por la falta de comercialización por la medida de protesta de la Mesa de Enlace, igual la actividad fue intensa en los últimos días, y se sigue acelerando al compás del ritmo político, que ahora también incorporó al campo a las agendas. El Consejo de las Américas, el aniversario de la Bolsa de Comercio con presencia presidencial y de gabinete completo, la jornada de alimentos de COPAL se mezclaron con los avatares políticos que no fueron pocos tras las elecciones de Tucumán y los graves efectos de las inundaciones.

 

En ese contexto, el Foro de Políticas Públicas Diferenciadas, que organizó la Federación Agraria que lidera Omar Príncipe, en el Hotel Castelar, no podía sorprender, especialmente por el lado de la asistencia de Daniel Scioli, ya que no es secreta la relación que la entidad mantiene con el Gobierno. En este caso, la jornada justo en medio de la protesta del campo realizada por las otras tres entidades del campo (Sociedad Rural, Coninagro y CRA) no pareció casual.

De todos modos, unos y otros tuvieron lo suyo: el cese de comercialización tuvo alto impacto y la Federación Agraria logró la asistencia de los principales candidatos presidenciales (además de Scioli, Mauricio Macri, Margarita Stolbizer y Sergio Massa) que, aunque no se juntaron y no aceptaron preguntas (excepto Massa), al menos se llevaron las propuestas para el campo de la entidad, prometieron leerlas en profundidad y, naturalmente, hicieron su speech con todo lo que la audiencia quería escuchar, incluido el sorprendente reconocimiento de Scioli, que calificó al campo como “el sector estratégico y base de la agenda para el desarrollo argentino (sic)”.

 

 

… que los que oían esto estaban tan alucinados como los qom, que en su asentamiento de Avenida de Mayo y 9 de Julio, a apenas 30 metros del Castelar, veían desfilar uno tras otro a los candidatos seguidos por una nube de periodistas y cámaras, aunque pocos repararon en ellos y en su legendario reclamo. Todo pasó tan desapercibido como los intentos de la cúpula federada para que la presentación la hiciera el ministro del área, “Topo” Rodríguez, algo que el propio Scioli impidió arrebatándole el micrófono, que no largó hasta que se levantaron para retirarse y tras pronunciar su arenga central: “Lárguense a producir. Les voy a garantizar competitividad y rentabilidad”, dijo el candidato, ante las miradas escépticas de unos 200 federados. “Aspiro llegar a ser el presidente de las pymes”, cerró Scioli, tal vez en la interpretación de que eso era lo que querían escuchar los pequeños productores. Mucho menos protocolar y más directo, Massa, más joven, hizo una presentación más ágil y logró diferenciarse a partir de admitir preguntas, algo que funcionarios y candidatos olvidaron que constituye una obligación, desde hace años….

 

 

… que, mientras esto sucedía, también se realizó una jornada sobre alimentos organizada por la otrora poderosa COPAL, conducida desde hace un par de años por el abogado laboralista de la UIA, Daniel Funes de Rioja. La entidad, con muy poca presencia pública en los últimos años, no está reflejando la crisis de la mayoría de sus sectores asociados, tanto de la fabricación de alimentos como de bebidas, algo que le reclaman varios. Pero, como los espacios vacíos no quedan, otra organización bastante activa como CAME, liderada por el también controvertido Osvaldo Cornide, comenzó a “meter baza”, no está muy claro el porqué, en diversos temas que involucran a pequeños productores agropecuarios y también a industrias alimentarias pyme, lo que seguramente va a generar alguna controversia con otras organizaciones en no demasiado tiempo, ya que hasta ahora los temas de la Coordinadora Mercantil, tal como indica su nombre, se referían más a los aspectos comerciales. Y, en este sentido, no se escuchó a la organización hablar sobre los márgenes de ganancia de cada eslabón de la cadena comercial, tema sobre el cual desde el campo vienen reclamando mucho, debido a la cada vez más baja participación de los productores en el precio final de los alimentos que deben pagar los consumidores, que siguen aumentando. En tal sentido, seguramente el tema lechero va a volver a la primera línea de protesta debido a los trascendidos de que la compensación de 30 centavos por litro que iban a recibir más productores (hasta 6.000 litros), mientras varias usinas les siguen bajando el precio de la materia prima, sería sólo por junio y no por tres meses como había trascendido desde fuente oficiales, en un principio.

 

… que, mientras los acontecimientos se suceden uno tras otro, van quedando los asuntos sin resolver por el camino. Eso es lo que temen los productores respecto de las inundaciones de la Pampa Húmeda y mientras miran al cielo ante la inminencia de Santa Rosa que, todos los años, se caracteriza por fuertes tormentas. El asunto ahora es que los daños son incalculables y no hay tiempo para hacer las obras que no se llevaron adelante en todos estos años. La gravedad se profundiza porque los pronósticos hablan de más lluvias durante el resto de la primavera, y semejante espada de Damocles está frenando las pocas inversiones del sector que, de hecho, está alarmado por la cantidad de campos sin arrendar que están quedando.

 

El punto impacta en toda la cadena comercial de insumos, sensiblemente demorados este año en su colocación, lo que ya está indicando no sólo un nuevo retroceso en el área de siembra 15/16, sino también en el volumen de cosecha de todos los granos, menos aún de la soja que podría capitalizar, aunque sea parcialmente, el retroceso de los otros. Por ahora, Scioli logró que le aprueben la Emergencia Hídrica, en función de los 50 distritos bonaerenses afectados, lo que también le permitirá endeudarse para hacer obras. Sin embargo, el plan general está “subejecutado”, nadie sabe dar cuenta de por qué no se completaron aún las obras programadas y, mucho menos, adónde fueron a parar los fondos que había para ejecutarlas.

Fuente:

Publicidad