29 de agosto de 2015 01:41 AM
Imprimir

Conozca la monilla y cómo tratarla

ECUADOR : Las autoridades decretaron estado de emergencia fitosanitario por la aparción de la monilla en el país.

Esta semana se declaró el estado de emergencia fitosanitaria para el sector cacaotero en el país. El Ministerio de Agricultura informó que se tienen previsto destinar 4 millones de dólares para enfrentar el problema en su primera etapa, en la que entregará a los productores kits de control de plagas, además de capacitación y asistencia técnica.

 
Esta emergencia nace de los cambios climáticos en el país, que provocan la aparición de enfermedades fungosas como producto de las lluvias. Según las autoridades, la enfermedad conocida como Monilla es la de mayor incidencia en los cultivos afectados.

 
La Monilla
Es una enfermedad causada por un hongo, que se pasa de una planta a otra causando la pudrición de los granos. Los síntomas externos se presentan cuando los granos ya se han afectado, apareciendo como una gran mancha en la mazorca de color chocolate, y en etapas más avanzadas como una capa de polvo blanquecino que posteriormente se vuelve cremoso.

 
Algunas de las condiciones con las que se desarrolla es cuando existen muchos árboles a la sombra que impiden el paso de la luz solar y la circulación del aire generando humedad; cuando existen encharcamientos; y cuando no se han realizado las podas respectivas, así como la limpieza de malezas.

 

Tratamiento
Si la monilla llega a su cultivo debe tomar acciones inmediatas, pues es muy difícil de eliminar. Debe iniciar con las podas de rehabilitación con diversos métodos que pueden ser: bajar la altura de los árboles, eliminando todos los chupones o pisos o renovar la copa del árbol con una poda fuerte para que se formen nuevas ramas. Los cortes de las ramas deben ser parejos y se los debe curar para evitar que entren otras enfermedades, para lo que se puede utilizar cal o ceniza mezclada con aceite quemado o agua jabonosa para formar una pasta suave y aplicarla.

 
Las malezas, sobre todo el bejuco que trepa al tronco del árbol se deben eliminar constantemente para evitar la acumulación de humedad. Si hay árboles que están a la sombra y sin manejo es necesario hacer un entresacado de las ramas y si es necesario eliminar los árboles a fin de distribuir mejor la entrada de luz y aire.

 
Las mazorcas infectadas se deben eliminar cortándolas y enterrándolas, o en su defecto tapándolas con hojarasca. Para evitar que estas mazorcas diseminen las esporas del hongo es recomendable cubrirlas con cal o ceniza.

 
Si existen encharcamientos es necesario hacer zanjas de drenaje, con las correspondientes limpias posteriores de malezas, basura y acumulación de tierra.

Fuente:

Publicidad