2 de septiembre de 2010 10:05 AM
Imprimir

La industria citrícola resigna competitividad

El año citrícola que está a punto de concluir mostró dos facetas: por un lado, no fue bueno en cuanto a volúmenes producidos y exportados, porque impactó en el sector una sequía, heladas y hasta nevadas.

Pero, por otro, los precios de la fruta y de los derivados industriales fueron satisfactorios y compensaron la merma en los volúmenes. La evaluación fue realizada a LA GACETA por el industrial citrícola Daniel Lucci. "La temporada en general fue buena, pero lo que más nos preocupa es el aumento de nuestros costos por efecto de la inflación en pesos que, con un tipo de cambio estable, se traduce en inflación en dólares. Eso representa una pérdida enorme de la competitividad del modelo industrial citrícola", remarcó. Lucci opinó que los efectos negativos de la suba sostenida de los precios impactará con mayor dureza en la industria citrícola en 2011. "La situación va a empeorar, porque si el peso se devalúa un 10% con una inflación real de cerca del 30%, perderemos otros 20 puntos de competitividad, de manera que aun cuando logremos buenos precios de nuestros productos, no nos alcanzará para cubrir los costos", remarcó. Otro problema que afectó a la industria citrícola fueron los recortes energéticos que dispuso este año el Gobierno nacional. "Fueron restricciones del 50% durante 40 o 50 días, lo que nos trajo enormes problemas. Pero suerte que no decidieron cortar el gas por completo, como se esperaba", concluyó Lucci.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *