6 de septiembre de 2010 22:35 PM
Imprimir

La CE confirma el cultivo ilegal de una patata transgénica en Suecia

La Comisión Europea (CE) ha confirmado hoy el cultivo de una variedad de patata genéticamente modificada no permitida por la UE en campos de Suecia y ha pedido explicaciones a la compañía responsable, la alemana BASF

El portavoz comunitario de Sanidad, Fréderic Vincent, afirmó, en rueda de prensa, que la CE ha recibido las informaciones sobre la siembra de una patata ilegal la "Amadea", que se mezcló con otra cuya plantación sí tiene autorización comunitaria, la patata transgénica "Amflora"; ambas son producidas por BASF.

"La CE pedirá hoy a la compañía (BASF) que venga a Bruselas y dé explicaciones" por este problema, declaró Vincent.

Asimismo, los representantes de la CE analizarán este asunto con los países que pueden verse afectados por la contaminación -Suecia, Alemania y la República Checa- pues son aquellos en los que BASF tiene cultivos de patata.

También está prevista una segunda reunión el próximo miércoles, para que BASF dé más detalles.

Por otra parte, la CE ha indicado que BASF ha retirado las plantas de "Amadea" en las parcelas afectados y ha informado a las autoridades de Suecia.

El Ejecutivo comunitario está "seriamente preocupado" por este caso y está analizando la situación con la firma alemana y con los tres países citados, según una declaración de la CE.

El portavoz comunitario insistió en que la variedad "Amadea" "no está permitida en la UE".

Precisamente el grupo químico alemán BASF anunció hace unos días que había solicitado a Bruselas autorización para la "Amadea", unos meses después de haber logrado el permiso para cultivar la "Amflora" pero para almidón y para fines industriales, no para alimentación humana.

El visto bueno a la "Amflora" fue una decisión polémica, pues por primera vez en 12 años la CE autorizaba el cultivo de un organismo genéticamente modificado (OGM) ya que en durante ese período solamente se aprobaron permisos para importar o comercializar nuevos transgénicos, pero no para plantarlos.

Actualmente, en la UE sólo está permitido cultivar ese tubérculo y otro tipo de OGM: un maíz aprobado en 1998 que se siembra en España y en otros países.

Greenpeace ha denunciado que la filial de BASF "Plant Science Sweden" haya cultivado ilegalmente durante meses la patata "Amadea" ilegal en Suecia, sin que se hayan evaluado sus efectos sanitarios o ambientales.

Según la organización ecologista, las autoridades suecas pidieron que se arrancaran las flores de "Amadea", pero permiten que permanezcan las plantas de "Amflora", pese a la contaminación.

Greenpeace ha declarado que este caso es un "lapsus deplorable en la bio-seguridad" y ha reclamado a Suecia que destruya las plantas de todos los campos contaminados.

La organización ecologista ha recordado que este verano ha habido otro caso "idéntico" en Alemania, donde tuvieron que destruirse miles de hectáreas de maíz transgénico que, según Greenpeace, había sido sembrado ilegalmente.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *