20 de septiembre de 2010 22:25 PM
Imprimir

No hay enfermedad de Huanglongbing en Entre Ríos

El Programa Nacional de Prevención del Huanglongbing, que lleva adelante el ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, junto a otros organismos públicos y privados, informa que el monitoreo realizado a más de 5700 sitios productivos y de arbolado urbano en las zonas productoras de cítricos del país dio, hasta el momento, resultados negativos a la presencia de la enfermedad.

De las acciones de control y monitoreo del Programa participan, además, el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa), el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (Inta), el Instituto Nacional de la Semilla (Inase), la Estación Experimental Agroindustrial Obispo Colombres (Eeaoc) y entidades que agrupan al sector privado, como la Asociación de Fruticultores del NOA (Afinoa) y la Cámara de Exportadores de Citrus del NEA (Cecnea).La concentración de esfuerzos del sector público y privado para preservar a la citricultura nacional libre de esta afección se fundan en la proximidad a nuestras fronteras de plantaciones afectadas por el Huanglongbing en las regiones productoras del sur de Brasil, sumadas a la capacidad de traslado del insecto vector y al potencial de ingreso de la enfermedad mediante la introducción de material vegetal contaminado.A fines de 2009 el Senasa declaró la emergencia fitosanitaria y desde el inicio de 2010 cuarenta técnicos contratados por el Programa desarrollan tareas de monitoreo en las principales plazas productoras de cítricos del país: Misiones, Corrientes, Entre Ríos, Norte de Buenos Aires, Tucumán, Catamarca, Santiago del Estero, Salta, Jujuy, Chaco y Formosa. A la fecha han sido tomadas más de 3000 muestras, compuestas por material vegetal con sintomatología sospechosa y ejemplares del insecto vector del HLB – denominado Diaphorina citri, más conocido como "chicharrita de los cítricos". Hasta el momento los análisis de laboratorio han dado resultados negativos a la presencia de la plaga.
El trabajo de los monitoreadotes se refuerza con acciones orientadas al control en los ingresos de frontera, en los puestos de barreras fitosanitarias y en las rutas, donde la introducción y el tránsito de material vegetal y de fruta fresca son supervisados por unos 120 agentes del Senasa y el Inase quienes verifican que, tanto pasajeros como transportes de cargas, cumplimenten las medidas legales vigentes

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *