18 de noviembre de 2009 13:43 PM
Imprimir

Paraguay  –   Pequeños rumiantes. Plan sanitario

El éxito de un plan sanitario depende de la correcta elección de las vacunas a ser empleadas y del buen estado clínico de los animales al momento de ser vacunados.  Los mismos deben estar bien alimentados, desparasitados e inclusive racionados con sales minerales y no deben presentar enfermedad infecciosa (sobre todo cuadro febril).

El objetivo del plan sanitario es evitar la aparición de casos clínicos de determinadas enfermedades mediante la inmunización de los animales.  Para la selección correcta de la vacuna a ser empleada en determinado establecimiento primeramente se debe tener en cuenta el tipo de explotación; si es extensiva, semi-intensiva o intensiva; así como la finalidad de los animales:  reproductores de cabaña o de cría (ovinos y caprinos) o de tambo (caprinos).  Otro factor relevante para la determinación del plan sanitario es la presencia de determinada patología en el establecimiento o el riesgo potencial de adquirir la misma.

Las vías de aplicación de las vacunas pueden ser subcutánea (S.C.) o intramuscular (I.M.) en las siguientes regiones anatómicas:  en ovinos en la axila, en la tabla del cuello o en las bragadas; en caprinos en la tabla del cuello y detrás o delante de la escápula.

Las vacunas existentes  para pequeños rumiantes se describen a continuación:

Vacuna contra Tétanos

Los ovinos son más sensibles a la enfermedad, siendo también afectados los caprinos; los animales jóvenes son más susceptibles al tétano.  La vacuna es elaborada a base de toxoide de clostridium tetani.  La dosis es de 1 cc.  y debe aplicarse por vía S.C.  Se recomienda su aplicación a los 15 días de edad y realizar un refuerzo a los 30 días.  Posteriormente se debe continuar con refuerzos anuales.  Es conveniente la vacunación de hembras durante el 3er. mes de gestación.

Vacuna contra Carbunco Bacteridiano (Ántrax)

Tanto ovinos como caprinos son susceptibles al ántrax por lo que es recomendable vacunarlos en zonas enzoóticas.  La vacuna a ser utilizada está formulada en forma de suspensión de esporas de Bacillus anthracis cepa Sterne.  La dosis es de 1 ml. y se aplica por vía S.C. una sola vez.  Luego refuerzos anuales.

Vacuna contra Ectima Contagioso

En nuestro país (Paraguay), todavía no contamos con la vacuna contra esta enfermedad, causada por un virus denominado Parapoxvirus que suele afectar a ovinos sobre todo jóvenes.  Se realiza mediante escarificaciones de la piel de la cara interna del muslo y aplicación de 1 (una) gota de la vacuna.  Se recomienda realizarla a los 2 meses de edad y es única de por vida.

Vacuna contra Clostridiosis

Existen varias enfermedades producidas por las diferentes especies de Clostridium, algunas de ellas son el Edema Maligno, la Enterotoxemia, la enfermedad del Riñón Pulposo, la Hemoglobinuria Bacilar, entre otras.  Generalmente los casos de Enterotoxemia se dan en animales de cabaña que son alimentados con concentrados (ej.: balanceados), sobre todo en animales de elevado valor económico que son preparados para ferias de exposición ganadera.  Si bien la formulación depende de cada laboratorio, generalmente las vacunas polivalentes para Clostridiosis protegen del Clostridium chauvoei, septicum, Perfringens tipos C y D, sordelli, novyi (edemeatiens).  Inclusive algunas fórmulas incluyen al Clostridium Tetani.  Se recomienda aplicar 3 cc por vía S.C. a partir de los 2 a 3 meses de edad (época de destete) y realizar una revacunación a las 3 semanas de la primera y luego en forma anual.  Vacunar a las ovejas a los 3 meses de gestación confiere inmunidad pasiva natural a los corderos hasta los 2 meses de edad.  También es recomendable realizar vacunaciones de refuerzo a aquellos animales que serán sometidos a dietas con concentrados.

Vacuna contra Rabia Paresiante

Es una vacuna que protege contra el virus rábico, elaborada con virus fijo (cepa Pasteur).  La aplicación de la vacuna antirrábica en ovinos o caprinos dependerá de la zona en la que se localiza el establecimiento;  es recomendable su uso en regiones endémicas como las proximidades a serranías y cordilleras (por la presencia de murciélagos hematófagos) y en las zonas urbanas (presencia de perros callejeros).  La primovacunación se debe realizar a partir de los 4 meses de edad, una revacunación a las 3 semanas de la primera y luego anual.  La dosis es de 2 cc. por vía S.C. o I.M. en la tabla del cuello.  Se debe tener en cuenta que la vacunación es obligatoria en zonas enzoóticas.

Vacuna contra Fiebre Aftosa

Actualmente la vacunación contra la fiebre aftosa queda restringida a animales que participarán a ferias ganaderas.  Se recomienda el uso de vacunas que protegen contra los virus aftosos A O C.  La dosis de aplicación es de 2 cc. por vía S.C.

Prof. Dr. Alexander Szwako González

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *