29 de octubre de 2010 17:52 PM
Imprimir

UE rechaza manzanas chilenas por químico prohibido

Una retención de 40 toneladas de manzanas chilenas dispusieron el Reino Unido y Grecia, tras detectar en embarques nacionales la presencia del aditivo químico Morfolina, cuyo uso se encuentra prohibido en el Viejo Continente.

La sustancia, que se utiliza para la fabricación de una cera que otorga brillo a la superficie de la fruta, fue detectada en septiembre pasado por el gobierno inglés, el cual detuvo su comercialización y luego advirtió del tema al resto de naciones que integran la Unión Europea.

Si bien la medida fue considerada como excesiva por la Asociación de Comercio de Frutas y Verduras de Inglaterra, que manifestó que la condición sanitaria de las manzanas chilenas es de bajo riesgo, la semana pasada Grecia decidió tomar cartas en el asunto, reteniendo 4,1 toneladas de manzanas. Esto, hasta que las autoridades europeas resuelvan qué hacer con esos embarques.

Tras la retención, el Servicio Agrícola y Ganadero (SAG), en conjunto con la Asociación de Exportadores de Chile (Asoex) y la Federación Gremial Nacional de Productores de Fruta (Fedefruta), aseguraron la interrupción en la aplicación de Morfolina a la fruta.

Además, destacaron que la medida los tomó por sorpresa, ya que el producto se viene utilizando en manzanas de exportación desde hace diez años y que tanto en Estados Unidos, Canadá y Japón, entre otros países, se autoriza el químico. Esto, por no constituir un plaguicida.

Efectos
En cuanto a los daños que podría provocar esta restricción sobre los envíos frutícolas chilenos, éstos serían acotados, manifestaron los gremios. Ello, explicaron, si se tiene en cuenta que en la temporada pasada las exportaciones de manzanas al Viejo Continente totalizaron 222 mil toneladas y que la actual temporada prácticamente finalizó, pues se extiende desde febrero hasta septiembre. "Tuvimos la suerte de que esto se produjera cuando casi no quedaba stock .

Si hubiese sucedido hace cuatro o cinco meses, habría causado un daño catastrófico a la agricultura chilena", explicó el presidente de Fedefruta, Antonio Walker.

El representante gremial añadió que este acontecimiento puede perjudicar la imagen de Chile, que por constituir un país pequeño para las importaciones europeas, es susceptible de experimentar mayores controles y restricciones de ahora en adelante.

Esta no es la primera vez que un producto chileno es retenido por sustancias prohibidas. En 2008, por ejemplo, Corea del Sur y Japón restringieron los embarques de carnes de cerdo nacionales, tras una detección de dioxinas en un control.

Estamos absolutamente conscientes de que esta es una situación que se va a clarificar. Este es un producto que se utiliza en muchos mercados". 

El Mercurio

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *