1 de octubre de 2015 11:51 AM
Imprimir

“Dejar lo bueno y cambiar lo malo me cuesta, porque no hay nada bueno”

Sin ambages el economista más representativo del espacio PRO, desnudó el verdadero pensamiento frente a 500 empresarios. Para Melconian mantener la inversión social no sería una opción y afirmó que en ese sentido “no hay ningún espacio de continuidad”.
El economista Carlos Melconian, referente del candidato a presidente de Cambiemos, Mauricio Macri, reveló que en caso de ganar las elecciones “no hay nada bueno” en la economía argentina, que haya que dejar en pie luego del 10 de diciembre. Esto incluye la inversión social para sectores de la economía cuya recomposición de ingresos mejoró exponencialmente el consumo.
 
“Hablan de dejar lo bueno y de cambiar lo malo. Pero debo confesar que me cuesta, por lo menos en términos económicos, porque no hay nada bueno”, aseguró Melconian, quien consideró que “es fácil hablar del gradualismo y vamos por la 9 de Julio”.
 
Sin embargo, al hablar ante los 500 economistas y ejecutivos de empresas reunidos en la Conferencia Anual de la Fundación de Investigaciones Económicas Latinoamericanas (FIEL) que se celebró en el Plaza Hotel, el asesor económico de Macri aseguró que “el modelo de economía popular expansiva se agotó”, y puntualizó que “no hay ningún espacio de continuidad”.
 
Además, y en respuesta a la crítica del economista jefe de FIEL, Daniel Artana, quien se quejó porque “hay candidatos que proponen rebajas de impuestos pero no dicen cómo las van a financiar”, Melconian prometió a esos mismos economistas y hombres de negocio que “es un escenario para ir encontrando en dos años”.
 
El economista mencionó puntualmente “la eliminación de retenciones” que producirían un agujero fiscal automático de 92.000 millones de pesos en 2016, “y del impuesto a las Ganancias” al 9% de los asalariados que lo pagan. Dos impuestos que Macri prometió levantar en lo inmediato, si llega a ser Presidente.
 
Por segunda vez en apenas dos días, dos referentes económicos de Macri, el presidente del Banco Ciudad, Rogelio Frigerio -el martes- y Melconian -el miércoles- desautorizaron a su jefe político. Frigerio además reconoció que bajar la inflación llevará tres o cuatro años y no uno como prometió Macri.
Fuente:

Publicidad