1 de octubre de 2015 12:47 PM
Imprimir

Argentina desarrolla máquina cosechadora para la vendimia

El INTA y la Universidad Nacional de San Juan presentaron el primer prototipo desarrollado en Argentina que recolecta y limpia la vendimia, además de reducir los tiempos de cosecha y extender las jornadas a 24 horas.

Se trata de la cosechadora Cuyana, primera cosechadora de uvas en parronal para hacer más eficiente el proceso de cosecha y pos cosecha, con una velocidad de funcionamiento de hasta un kilómetro y medio por hora, detalló en la publicación el INTA Informa.

 

Maximiliano Battistella, especialista en viticultura del INTA San juan, destacó en la publicación la importancia de contar con esta primera herramienta, que permite a los productores de uvas en parronal ser más eficientes en la recolección: “Con la mecanización de la vendimia es posible ajustar y planificar los tiempos y horarios de la cosecha durante 24 horas”, señaló.

 

A escala mundial, el desarrollo de la mecanización en la viticultura se realiza en base al sistema de manejo en espalderas.

 

Battistella expresó:  “Pensamos en alternativas para la recolección de la vendimia que se desarrolla en parronales debido a que en Argentina, este tipo de manejo, ocupa más del 45% de la superficie. Pensamos en una maquina adaptada a las necesidades del productor”, acotó el especialista, quien destacó que este implemento para mecanizar la cosecha en parronales es algo inédito. Sólo en Italia se produce un modelo parecido, pero ésta no se adecua a las características que se requieren en Argentina.

 

La cosechadora Cuyana cuenta con un sistema de sacudido versátil que permite cosechar uvas para mosto y vino en viñedos manejados con el sistema H y uvas para pasas en la planta.

 

Battistella también explicó que el cabezal de cosecha está compuesto por martillos que golpean el cordón de pitones desde abajo, lo que hace que se desprendan los berries para el mosto.

 

En cuanto a las uvas para pasas secadas en la planta, detalló que unas ruedas de bastones que vibran, sacuden el tejido de alambres donde se encuentran atados los sarmientos o guías que contienen los brotes y racimos que se deshidratan. Así, la vendimia cae en una tolva y se traslada en una cinta transportadora. Allí, se separan las impurezas, se limpia el mosto y luego se deposita en un contenedor.

 

Además de extender la cosecha en  24 horas, la mecanización permite al productor, en conjunto con la industria, planificar la logística para la entrega de la vendimia en la bodega.

 

Actualmente, el prototipo permite cosechar 4 hectáreas en 8 horas, con una eficiencia de recolección superior al 90%. Como no es autopropulsada, la máquina se conecta a un acople hidráulico que tiene el tractor en la parte posterior. Según lo informado, la idea es que se pueda adaptar a cualquier tractor. Tras tres años de ensayos y pruebas de campo, la Cosechadora Cuyana será probada en lotes comerciales en la próxima campaña.

Fuente:

Publicidad