2 de octubre de 2015 12:50 PM
Imprimir

Daños colaterales de la crisis agrícola: cada vez menos adolescentes quieren estudiar agronomía

Últimos datos disponibles a nivel nacional.

La crisis agrícola argentina está provocando muchos daños colaterales: uno de ellos es que el interés de los adolescentes por estudiar agronomía viene descendiendo en los últimos años.

 

Mientras que en 2009 se registraron a nivel nacional 22.6 egresados por cada 100 nuevos estudiantes inscriptos, en 2010 esa relación subió a 27.1 y a partir de 2011 y 2012 superó los 30. En el año 2013 –último dato disponible informado recientemente por el Ministerio de Educación de la Nación– ese indicador se ubicó en 37.1 (ver planilla).

 

La cantidad de agrónomos egresados –un probable reflejo de las expectativas laborales que tenía la carrera un lustro atrás– viene creciendo en los últimos años al tiempo que lo contrario ocurre con el número de nuevos inscriptos (indicador de las expectativas futuras).

 

En 2013 se recibieron en todo el país 1537 ingenieros agrónomos contra 1223 profesionales en 2012 y 1035 en el año 2009. Pero el dato es que en 2013 los nuevos inscriptos en esa carrera fueron de 4140 versus 4588 en el año 2009 (año en el que se registraron en el agro argentino quebrantos masivos generados por una sequía histórica).

 

En 2013 se recibieron 41 ingenieros forestales en todo el país (la cifra más elevada del último lustro) con un indicador de 18.4 egresados por cada 100 nuevos estudiantes inscriptos, mientras que los ingenieros zootecnistas recibidos ese año fueron apenas 19 versus 33 y 22 en los años 2012 y 2011 respectivamente.

 

Para comparar: la carrera de ingeniería informática o de sistemas –que suele contar con una salida laboral inmediata en un ambiente de alta demanda de empleo de calidad– en 2013 generó 1287 profesionales recibidos (la cifra más elevada del lustro 2009/2013) con un índice de 19.2 egresados por cada 100 nuevos inscriptos

Fuente:

Publicidad