2 de octubre de 2015 13:05 PM
Imprimir

¿Traición o un pacto secreto? Mónica López abandonó a Massa y aseguró un nuevo éxodo de candidatos del Frente Renovador

La candidata al Parlasur por el massismo afirmó que el 25 de octubre va a "salir a respaldar a Daniel Scioli". Afirmó que no habl´ó con el candiato presidencial de su salida, pero que votará "la lista de Scioli completa". El "garrochazo" causó indignación

“Más sólo que Massa en el día del amigo”, ironizó un dirigente ante la consulta realizada por este medio sobre cómo él analizaba el “desplante” de Mónica López al candidato a Presidente, nada menos que en la recta final a las elecciones de octubre.

La diputada bonaerense por ese espacio político era vista, hasta hace poco, como una aliada del tigrense. Precisamente hasta este jueves, ya que finalmente formalizó su incorporación al Frente para la Victoria para respaldar a Daniel Scioli.

Mas aun, anticipó que trabajará para el oficialismo con la idea de que “un peronista gobierne la Argentina”.

 

En tanto, fuentes sciolistas señalaron que el esposo de López, el sindicalista petrolero Alberto Roberti –que se desempeña como diputado nacional por el Frente Renovador-, también se estaría pasando a las filas del candidato oficialista.

Sin embargo, él lo niega: “Yo soy el titular del bloque del Frente Renovador, salvo que me rajen, cosa que descarto. Sigo adhiriendo a las ideas de Massa y entiendo que tiene las condiciones como para arribar en octubre al balotaje”.

“Es decisión de ella y la respeto, somos peronistas, ella está apoyando a un peronista y no está nada mal. Y yo apoyo a otro peronista”, concluyó Roberti, quien preside el bloque del FR tras la partida de Darío Giustozzi también hacia el kirchnerismo.

En tanto, el propio Scioli justificó el “pase” de este modo: “Los peronistas están tomando conciencia de que vamos a una disputa. Las ideas que sostiene su movimiento de justicia social e independencia económica adaptadas por la Presidenta”, se contraponen con “una nueva versión de una alianza conservadora“, afirmó en referencia al frente Cambiemos que lidera Mauricio Macri.

 

 

Matrimonio con “convivencias” políticas distintas
Por lo pronto, su esposa tomó un camino diferente.

Luego de una reunión que mantuvo este jueves con el actual gobernador bonaerense, Mónica López señaló a que “empezó a ver” que muchos “compañeros” del Frente Renovador “estaban en desacuerdo con el acercamiento de Massa a Macri, por lo que se decidió cambiar de bando político.

 

“Tenemos voluntad de cambiar la Argentina no con el “cambiemos y refundemos”, sino con las cosas justas, dejando aquellas que se han hecho bien. Considero que hay que cuantificarlas y hacer cosas nuevas”, afirmó.

 

El pase se efectivizó durante una reunión que mantuvo la actual diputada provincial y otros 50 dirigentes del massismo (de Chaco, Santa Fe y Santa Cruz, entre otros) con el candidato a presidente del Frente para la Victoria en la sede del Banco Provincia.

 

“El 25 de octubre vamos a hacer un trabajo territorial importante y saldremos a respaldar a Scioli”, dijo López.

Además, remarcó que “la semana que viene” se producirá una nueva reunión entre el postulante oficialista y dirigentes que abrevaron en el Frente Renovador.

La “bomba” la tiró el sciolista Gabriel Mariotto, quien publicó en su cuenta de Twitter fotos del encuentro entre la hasta ahora aliada de Massa y el candidato del Frente para la Victoria.

Como si esto fuese poco, afirmó que en los próximos días se producirán nuevos traspasos por parte de otros miembros del massismo.

Relación desgastada
En el ámbito político, era un secreto a voces que ella estaba muy enojada por el destrato del candidato y la mala relación venía desde hace tiempo.

 

Se potenció con el acercamiento de Francisco De Narváez a ese espacio político, un hecho que la alejó de su plan de pelear por la gobernación de Buenos Aires.

Luego, la foto de Massa con Macri fue la gota que colmó el vaso.

Durante su participación en un programa televisivo había asegurado que en el Frente Renovador “ha habido un viraje hacia el macrismo” y que ya lo habían notado “muchos compañeros que se fueron antes del cierre de listas”.

 

López este jueves no tardó en dar explicaciones por su súbito cambio de parecer.

 

Primero en declaraciones radiales y luego en su cuenta de Twitter, aseguró que su convicción es que Scioli desembarque en la Casa Rosada el próximo 10 de diciembre.

 

“Tuve la voluntad política de dar la cara y decir me voy ahora“, aseguró, al tiempo que dejó entrever que su salida radica en la imposición de candidatearse por el Parlasur, cuando ella en realidad aspiraba a la gobernación por Buenos Aires.

 

“Cuando yo quería ser candidata a gobernadora, me enteré que él me había bajado por la tele. Así que ahora, no me tomé la molestia de llamarlo para avisarle”, sentenció en tono de revancha.

 

“No creo que Massa se enoje. Yo no me enojé cuando me tiraron por la ventana. Yo no pedí ser candidata por el Parlasur”, aseguró López.

 

“Voy a votar a la lista de Scioli completa”, sostuvo, dejando entrever que ni siquiera optaría por su propia candidatura, en caso de continuar manteniéndola.

“La política es rara. Los dirigentes políticos también toman decisiones”, reconoció. “Uno decide. Yo también decidí”, remarcó.

Fuente:

Publicidad