5 de octubre de 2015 10:46 AM
Imprimir

Rabobank destaca la fuerte competencia que se da en el sector porcino europeo

CompartiremailFacebookTwitterRabobank ha emitido un informe en el que analiza cómo la evolución de los últimos años está afectando a la marcha del sector de carne de cerdo a nivel europeo. Según estima, pese a la reducción en el consumo de carne de cerdo que se viene registrando desde el año 2007, el sector sigue creciendo […]

Rabobank ha emitido un informe en el que analiza cómo la evolución de los últimos años está afectando a la marcha del sector de carne de cerdo a nivel europeo. Según estima, pese a la reducción en el consumo de carne de cerdo que se viene registrando desde el año 2007, el sector sigue creciendo debido fundamentalmente a 5 factores que pasan por la competitividad en materia de costes, de abastecimiento ganadero, de eficiencia en la producción, el enfoque hacia los mercados y el acceso a los clientes.

En cuanto a la caída del consumo de carne de cerdo, Rabobank estima que se debe fundamentalmente a que los precios de este tipo de carne han estado más altos por la subida de costes de producción y también por la búsqueda de carnes más baratas. A esto se sumaron otras tendencias del consumo que venían de antes: la preferencia del consumidor por productos y platos ya elaborados, productos cárnicos procesados con un menor contenido de carne y una reducción de la presencia de carne en las dietas debido a factores medioambientales, éticos y religiosos.

El experto de Rabobank, Albert Vernooij, asegura que “el rápido crecimiento de los canales discount en toda Europa ha aumentado la competencia minorista y provoca una fuerte presión sobre los precios, apretando los márgenes para los procesadores de carne de cerdo de la UE”.

Sin embargo, Vernooij asegura que “no todas las empresas cárnicas han sufrido tanto ya que hay una clara diferencia entre quienes han podido estabilizar los márgenes de beneficio mediante la mejora tecnológica de su producción, lo que les ha permitido ser líderes”.

Esta situación lleva a Rabobank a estimar que habrá pocas oportunidades de mejorar márgenes len los próximos años ya que los procesadores deben basar su decisión de futuro en la situación actual de su empresa. Recomienda también que tengan en cuenta los cinco factores mencionados anteriormente y sobre todo en reducir los costes mediante inversiones en eficiencia productiva, racionalizar la capacidad de producción y fortalecer su posición dentro del conjunto de la cadena de valor mediante inversiones estratégicas o a través de fusiones y ventas.

Según Vernooij, esto debe ser tenido en cuenta sobre todo por los procesadores que tienen bajos rendimientos que necesitan tomar decisiones estratégicas para mantenerse en el negocio.

Fuente:

Publicidad