5 de octubre de 2015 15:16 PM
Imprimir

“Uruguay ha realizado un trabajo fantástico y desde Argentina los miramos con admiración”, dijo Tonelli

CompartiremailFacebookTwitterEl licenciado en Ciencias Agrarias de la Universidad Católica Argentina Víctor Tonelli dijo, en el marco de la 69ª Exposición de Reproductores de Paysandú, que en Uruguay “han hecho un trabajo fantástico y nosotros los miramos desde Argentina no con envidia, sino con admiración y un poco como el modelo a seguir”. La actividad que […]

El licenciado en Ciencias Agrarias de la Universidad Católica Argentina Víctor Tonelli dijo, en el marco de la 69ª Exposición de Reproductores de Paysandú, que en Uruguay “han hecho un trabajo fantástico y nosotros los miramos desde Argentina no con envidia, sino con admiración y un poco como el modelo a seguir”.
La actividad que estuvo promovida por Veterinaria Fraschini fue abierta a todo público y se desarrolló en el pabellón central de la Exposición Feria local con una muy interesante presencia de productores y técnicos provenientes de diferentes puntos del país, atraídos por la reconocida trayectoria y experiencia en el negocio ganadero y de la carne del experto argentino, que se refirió a las “oportunidades y desafíos en el mercado de la carne para Uruguay”.
En diálogo con EL TELEGRAFO, Tonelli afirmó que las perspectivas del sector de carne vacuna en general “son buenas, por una demanda en crecimiento con una oferta que no alcanza a satisfacerla, por lo que significa una buena relación entre el precio de la carne y el costo del grano, que ayuda a modelos de intensificación”.
Además señaló que este país “ya está en todos los mercados, tal vez por ahí les queda Marte, en donde ahora dicen que hay agua y a lo mejor hay vacunos y también van a vender”, acotó sonriendo.
Tonelli, quien en 2013 recibió el premio Clarín Rural a la trayectoria ganadera, es consultor privado de ganado y carne, asesor de empresas del sector de la producción, la industria frigorífica y del sector público. Entiende que, de cara al futuro, “Uruguay le ha sacado a sus países amigos y competidores del Mercosur muchos años de ventaja en los sistemas de control, seguridad y confiabilidad, que va más allá de la calidad de la carne”.
Sostuvo que la calidad de la carne “puede ser buena en cualquiera de los países vecinos, pero Uruguay en los últimos 13 años –después del episodio de la aftosa– profundizó muchísimo todo el esquema de controles, de seguridad, de diferenciación en la calidad y de confiabilidad como proveedor, y esas cosas en el mundo valen mucho”.
Como productor ganadero (criador-recriador) en General Guido (provincia de Buenos Aires) y administrador de varias empresas ganaderas de cría, recría y engorde, “cuando a uno le preguntan qué está viendo para Uruguay, yo diría que en un mundo donde la carne sigue siendo uno de los pocos comoditties que continúa teniendo un precio excelente, donde la demanda está insatisfecha, donde el crecimiento implica la demanda de precios asegurada y en donde Uruguay además, puede diferenciar su producto respecto de sus competidores por la confiabilidad, seguridad y calidad; la verdad, los miro con mucha admiración”.

 

COMPETITIVIDAD
Tonelli, quien fue fundador y expresidente de Nutryte SA, la empresa frigorífica que lanzó al mercado argentino la primera carne con marca “Cabaña Las Lilas”, que ocupó por tres años el sexto lugar como exportadora de carne vacuna, señaló que: “desde Uruguay hay preocupación respecto a Argentina, que con 51 millones de cabezas de stock, si vuelve al mercado internacional, va a hacer ruido, pero mi visión es que hay lugar para seguir creciendo sin necesidad de pisarse los callos”.
Precisó que Argentina “ha quedado muy lejos de Uruguay y recién logró el protocolo para reingresar a Estados Unidos, 13 años después de que lo recuperó Uruguay y tiene que demostrar que es confiable, no solamente como calidad, sino cumpliendo con los protocolos y lo que se compromete a entregar. No está en Corea, no tiene firmados ciertos protocolos de calidad que sí ha alcanzado Uruguay, como es el caso de libre de antibióticos”.
En cuanto a volúmenes, dijo que el tema de las devaluaciones de las monedas, como sucede por ejemplo con Brasil, que le permite llegar a valores más bajos y que el productor y la industria sienta eso, son algunos temas a vencer”, pero entiende que son “más coyunturales que estructurales”. Apuntó que “seguramente en algún momento Uruguay deberá ajustar un poco su moneda para ser más competitiva”.
El exdirector fundador de Carne Hereford de Argentina y Carne Hereford de Uruguay, quien además fue CEO de Comega SA y vicepresidente de estancia y cabaña “Las Lilas” SA, dijo que Argentina, “aun cuando tuviera un dólar competitivo y le quitaran las restricciones a las exportaciones que han sido muy duras en los últimos diez años, ha dejado de producir novillos, que es la materia prima para la exportación”.
Explicó que, como no había exportaciones, “el productor argentino está faenando en su gran mayoría animales entre 300 y 350 kilos, y esa materia prima no tiene ninguna posibilidad de participar en el mercado internacional. Por lo tanto recomponer el stock de novillos –que hoy es el 40% de lo que teníamos en 2005 cuando estábamos con cierto protagonismo en el mercado internacional– nos va a llevar como mínimo entre dos o tres años”.

Víctor Tonelli se refirió al crecimiento de Uruguay, que entiende que en toneladas de carne puede ser de 50.000 a 100.000 toneladas más, pero el país “debe seguir creciendo en lo que viene haciendo en los últimos años, que es en la diferenciación del producto”.
Entiende que Argentina podría hacerlo desde la base de la calidad genética, “pero no tiene el prestigio en términos de confiabilidad que alcanzó Uruguay en un trabajo fantástico. La trazabilidad argentina al lado de la uruguaya no tiene ni para empezar”, subrayó.

 

MERCADOS MÁS ALTOS
El experto, que ha sido presidente en dos oportunidades de la Asociación Argentina de Industria de Carnes, vicepresidente de la Asociación Argentina de Producción Animal, director fundador de la Asociación Argentina de Brangus, de la Cámara de Inseminación Artificial y de otras entidades de la producción, manifestó que “Uruguay tuvo la inteligencia de ir a mercados de alto valor y nunca perdió de vista ese objetivo”.
“Cuando después de la aftosa obtuvo rápidamente la habilitación para el mercado de Estados Unidos y Canadá, dos años después consiguió México y después peleó y consiguió Corea, y ahora va por Japón. Esas cosas llevan muchos años y le sacó una ventaja muy importante a los demás países”, sostuvo.

 

CHINA
Sobre la situación de China, dijo que “es difícil saber cómo termina. Cuando uno mira la devaluación en sí misma, no ha sido tan importante, pero pasa que el mercado internacional está crujiendo por varios lados y de alguna manera es probable que haya alguna caída de la demanda”.

Fuente:

Publicidad