5 de octubre de 2015 23:54 PM
Imprimir

Ingresos agrícolas podrían disminuir en todo el país por efecto del cambio climático

CHILE : Regiones Metropolitana, VI y VII serían las que más impacto registrarían, perdiendo cerca de US$ 243 millones entre las tres, según un estudio de la Universidad del Desarrollo

El aumento sostenido de las temperaturas, junto con la disminución de las precipitaciones, marcarán la tónica de los efectos que traerá el cambio climático a los distintos países. Esto hará que el mundo viva durante los próximos años una transformación en términos medioambientales. Ante ese escenario, Roberto Ponce, investigador de la Universidad del Desarrollo (UDD), realizó un estudio en el que, a través de una simulación, abordó los efectos económicos que podría tener esta situación para Chile.

Así, llegó a la conclusión de que la mayoría de las regiones verían mermados sus ingresos agrícolas. Si se cumplieran todos los factores detrás de las consecuencias del cambio climático, el efecto sobre el agro sería negativo. Sin embargo, explica que el impacto depende principalmente de la disponibilidad de agua. Por lo tanto, Ponce asegura que las áreas que requieren de un mayor riego, serán más afectadas que las que no necesitan tanta agua. Lo anterior, sumado a que la metodología para calcular los efectos consideró la cantidad de tierra que dedican los agricultores a cada una de sus actividades, dio como resultado que la zona centro es la que corre con más desventaja. Con ello, la Región Metropolitana, la VI y la VII serían las que verían más disminuidos sus ingresos agrícolas producto del cambio climático, perdiendo cerca de US$ 243 millones entre las tres, según el informe.

Para Ponce, la solución más importante a estos efectos está en las políticas públicas. En ese sentido, estima que primero se debe enfrentar el problema, poniendo énfasis en las posibles soluciones que requiere. En segundo lugar, advierte que deben existir políticas de riego para hacer un uso más eficiente del agua. Además, cree que debe haber una transformación territorial a nivel administrativo a una que se realice a nivel de cuenca.

Impacto en la fruticultura

Si bien el centro del país es el que sufrirá la mayor parte de este efecto, llegando a registrar una disminución de 75% de sus ingresos entre las tres regiones mencionadas, en la zona norte también podrían producirse daños importantes. Se proyecta que los productores de frutas serían los más afectados de este sector de Chile, con una reducción de 13%, en promedio, de sus ingresos agrícolas.

En el caso de las aceitunas, Ponce advierte que según sus simulaciones, ese fruto va a desaparecer en el norte, mientras que las viñas se van a desplazar hacia el sur y desde la zona centro al sur, frutas como las ciruelas también tenderán a dejar de producirse. Por lo mismo, su precio aumentará 95% por la escasez que se enfrentará, explica Ponce.

Con las cerezas sucederá algo similar: bajarán su producción en 90% entre Coquimbo y Valparaíso y su precio aumentará un 51% .

Por el contrario, la cantidad de toneladas producidas de naranjas aumentará, lo que se traducirá en que su precio retroceda casi 70%.

Fuente:

Publicidad