7 de octubre de 2015 10:09 AM
Imprimir

La tecnología detrás de la soja tolerante a sequía

Cómo es la tecnología HB4 hecha en la Argentina. Una guía para conocer este desarrollo biotecnológico nacional y a la investigadora Rachel Chan.

La presidente Cristina Fernández anunció la aprobación comercial de dos productos biotecnológicos, uno de ellos es la soja resistente a la sequía, un desarrollo realizado por un grupo de trabajo público privado que dirige Raquel Chan perteneciente a la Universidad Nacional del Litoral, junto a investigadores del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet) y la empresa Indear, que es el brazo de investigación y desarrollo de Bioceres.

¿Pero de qué se trata este desarrollo? Una guía con siete preguntas y respuestas realizadas por el diario santafesino El Litoral para entender este importante anuncio, conocer a sus creadores y la institución en donde desarrollan sus actividades.

 

¿QUÉ ES EL HB4?: El HB4 es una tecnología desarrollada a partir del gen Hahb-4, que confiere a los cultivos tolerancia a la sequía y la salinidad, mejorando a su vez su productividad entre un 1 y un 25% sobre las variedades comerciales actuales. A diferencia de otros productos, este gen mejora la capacidad de adaptación de las plantas a situaciones de estrés, sin afectar su productividad.

 

¿CÓMO SE DESARROLLÓ ESTA TECNOLOGÍA?: En 2002, luego de trabajar más de diez años en el estudio de las respuestas de las plantas al estrés, el equipo de trabajo de la doctora Raquel Chan encontró que el gen Hahb-4 en girasol tenía como función activar los mecanismos de respuesta de las plantas ante el estrés abiótico (agua y sales) y biótico (otros organismos). Después de aislarlo y probar su efectividad en la planta modelo Arabidopsis thaliana, en 2004 la UNL y el CONICET patentaron el gen y lo licenciaron a la empresa argentina Bioceres para que transforme especies de interés agronómico y realice las pruebas a campo. En 2012, se extendió la patente original y se patentó el gen denominado HB4 modificado, que hoy se aprueba para ser comercializado en la variedad de soja.

 

¿QUÉ IMPLICA ESTE DESARROLLO?: La tecnología HB4 no sólo es un gran avance biotecnológico sino que tiene un impacto muy importante para la producción mundial de alimentos y de energía. Según datos de la FAO, para 2050 la población mundial llegará a las 9.000 millones de personas y serán necesarias 1000 millones de toneladas de cultivos para poder alimentarlas. Dado el contexto de cambio climático, con períodos de intensas lluvias y otros de prolongadas sequías, los cultivos verán afectada su producción. Con la tecnología HB4, las plantas no sólo serán más tolerantes a situaciones de sequía o salinidad, sino que tendrán mejores rendimientos sin aumentar la superficie cultivable.

 

¿CÓMO SE LOGRA UNA PLANTA TRANSGÉNICA?: Una de las estrategias de mejoramiento de las especies vegetales es a través de la tecnología transgénica. Para lograrlo es necesario primero identificar y aislar el gen que se quiere transferir, y luego, contar con una secuencia de ADN llamada promotor que sea capaz de dirigir la expresión del gen elegido a los órganos donde éste sea necesario y en los momentos en los que la planta lo necesite. Cada planta tiene entre 30.000 y 40.000 genes. Los científicos de UNL-Conicet lograron identificar el gen de girasol Hahb-4, que regula la respuesta de las plantas al estrés hídrico, y después usaron un método natural de transferencia génica, que consiste en introducir el gen seleccionado a una bacteria (Agrobacterium tumefaciens). Luego se infecta el embrión de la planta y mediante un proceso natural pasa el ADN del gen implantado al resto de la planta.

 

¿QUÉ ES EL IAL?: El Instituto de Agrobiotenología del Litoral (IAL) es un instituto de doble dependencia de la UNL y el Conicet. Se creó formalmente en 2008 con un grupo de investigadores que desarrollaban sus actividades en la Facultad de Bioquímica y Ciencias Biológicas (FBCB) de la Universidad Nacional del Litoral (UNL). Sus objetivos fundamentales son el desarrollo de investigaciones y tecnologías en las distintas disciplinas científicas relacionadas con la Biotecnología aplicada a la producción agrícola, la transferencia de tecnología al sector productivo, la provisión de productos y servicios a la sociedad y la formación de recursos humanos de excelencia especializados en Biotecnología Vegetal. En la actualidad cuenta con 17 investigadores del Conicet (tres de categoría Superior), 19 becarios (doctorales y posdoctorales), 5 personas con tareas administrativas y de apoyo a la investigación y dos investigadores no Conicet. Raquel Chan es directora del IAL por concurso.

 

¿QUIÉN ES RAQUEL CHAN?: Raquel Lía Chan es Investigadora Superior del Conicet, que realizó sus estudios de grado en The Hebrew University of Jerusalem (1977-1981) y el doctorado en la Universidad Nacional de Rosario. Entre 1988 y 1992 realizó estudios de posdoctorado en el Institut de Biologie Moleculaire des Plantes, Université Louis Pasteur en Francia.

Actualmente se desempeña como Profesora Titular Regular con dedicación simple en la Cátedra de Biología Celular y Molecular de la Facultad de Bioquímica y Ciencias Biológicas (FBCB-UNL) y como directora del Instituto de Agrobiotecnología del Litoral (IAL), de doble dependencia UNL-CONICET y directora del Centro Científico Tecnológico CONICET Santa Fe.

UNL Y LA CIENCIA: La Universidad Nacional del Litoral constituye uno de los principales centros de investigación científica y de desarrollo tecnológico del país. Cuenta con un plantel de aproximadamente 1.600 investigadores, sólidamente formados en las diferentes áreas del saber, y dispone de centros, institutos y laboratorios modernos y equipados. En la actualidad cuenta con 11 institutos de doble dependencia UNL-Conicet.

Fuente:

Publicidad