8 de octubre de 2015 14:14 PM
Imprimir

Son 13 los casos de muermo en Brasil; profundizan los controles en Uruguay

El Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP) suspendió todo tipo de eventos de concentración de caballos en un radio de 50 kilómetros con la frontera con Brasil, al confirmarse 13 casos de muermo en el sur de ese país

El Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP) suspendió todo tipo de eventos de concentración de caballos en un radio de 50 kilómetros con la frontera con Brasil, al confirmarse 13 casos de muermo en el sur de ese país.
La medida apunta a minimizar el riesgo de introducción de la enfermedad al país por tratarse de un virus que se transmite por contacto con equinos y puede afectar a humanos, manifestaron autoridades de la cartera.
El director general de Servicios Ganaderos, doctor Francisco Muzio, señaló en conferencia de prensa que “también se suspenden todos los movimientos de equinos desde y hacia los establecimientos de acopio de equinos ya sea con destino a reventa o faena ubicados en dicho radio”.
La suspensión de todo tipo de eventos con concentración de caballos en un radio de 50 kilómetros con la frontera con Brasil inició a través del planteó de la Comisión Departamental de Salud Animal de Rivera, junto a médicos veterinarios de libre ejercicio de dicho departamento, así como el intercambio de información con las autoridades sanitarias del estado de Rio Grande do Sul.
“Hemos estado en permanente contacto con las autoridades sanitarias del estado de Rio Grande Do Sul y con el delegado general de Porto Alegre”, indicó Francisco Muzio. Las ciudades brasileras más cercanas a Uruguay con casos confirmados son Alegrete y Uruguayana, en Porto Alegre, con un caso cada uno. “El resto se encuentra más alejado de la frontera”, complementó. Informó que desde junio, Brasil realizó 30.000 pruebas de equinos movilizados, de las cuales solo 13 dieron resultado positivo. En 2014 en todo el país vecino se efectuaron 500.000 test para la detección de muermo y solo 308 fueron positivos, en un país que tiene 7,5 millones de animales susceptibles a la enfermedad.

 

NUEVA UNIDAD
El subsecretario del MGAP, Enzo Benech, mencionó que en el presupuesto enviado al Parlamento la cartera creó una nueva unidad ejecutora para tratar el tema de las barreras sanitarias, “porque notamos que estas cosas pueden pasar y se debe contar con las herramientas necesarias, como un marco legal, estructura organizacional y ser proactivo manejando el riesgo, porque nunca es cero”.
Por su parte, el coordinador y asesor de la Dirección General de Servicios Ganaderos, José Gaggero, recordó la historia de la enfermedad en Brasil desde la década del 60 hasta ahora, enfatizando “que no se presentó ningún caso en humanos”. “No obstante, el MGAP mantiene contacto con el MSP”, dijo.
“Las medidas apuntan a minimizar el riesgo de introducción de la enfermedad al país por tratarse de un virus que se transmite por contacto directo a través de secreciones o excreciones de animales enfermos o portadores sanos u objetos inanimados, como pueden ser elementos utilizados en el trabajo o actividad de los caballos”, apuntó el jerarca. El muermo es una enfermedad infecciosa y mortal causada por la bacteria “burkholderia mallei”, que afecta principalmente a los caballos, asnos y mulos.

Es transmisible al hombre. Los camélidos, félidos salvajes, osos, lobos y perros son susceptibles de contraer esta enfermedad. Los carnívoros pueden contraerla al comer carne infectada. Además, el conejillo de Indias y el hámster son especies muy susceptibles. La infección suele ser mortal. El período de incubación varía entre unos días y varios meses en función de la intensidad de la exposición

Fuente:

Publicidad