8 de octubre de 2015 16:55 PM
Imprimir

Por la crisis, los frigoríficos nacionales ganan a los extranjeros

El negocio de la carne.

En los últimos diez años una de las principales actividades económicas del país, la exportación de carne vacuna, quedó cual tierra arrasada: por las trabas oficiales, los embarques cayeron a una mínima expresión y la Argentina pasó del 3° al 12° lugar en el ranking de países exportadores. Ahora hay expectativas de una recuperación y surge una novedad: mientras muchos frigoríficos extranjeros se achicaron y hasta cerraron sus puertas, los nacionales aguantaron la tormenta y hoy dominan el escenario.

 
Clarín accedió a datos oficiales que muestran que la participación de las empresas de capital nacional en el negocio de la exportación creció casi 20 puntos porcentuales en la última década. Hoy los nativos explican 76% de los envíos –tomando datos entre enero y julio de este año–, cuando en 2005 exportaban el 58% del total. La mejor explicación es que mientras los frigoríficos extranjeros prácticamente escapaban del país, a los locales no les quedó mucho más remedio que resistir. En la jerga futbolera, “aguantaron los trapos”.

 
En 2005, en los albores de la gestión kirchnerista, la Argentina batía récords de exportación de cortes vacunos, con 771 mil toneladas de res con hueso. Pero a partir de 2006 el Gobierno comenzó a cercenar las posibilidades de exportar y los embarques cayeron a mínimas expresiones históricas. En 2014, el sector totalizó envíos por apenas poco más de 150 mil toneladas.

 
En los primeros siete meses de 2015, las cosas no mejoran: se llevan exportadas casi 84 mil toneladas. La industria frigorífica sufre las generales de la ley y el retraso del tipo de cambio afecta severamente su competitividad en el mercado internacional. Pero en el sector hay mucha expectativa por lo que pueda suceder a partir del cambio de gobierno. Además de las correcciones cambiarias que aguardan todos los productores de transables, el tipo de cambio para la carne puede ser fácilmente mejorable eliminando las retenciones vigentes del 15% o por vía de los reintegros.

 
El ranking actual de exportadores. Lo lideran dos empresas nacionales, los frigoríficos Arre Beef y Gorina, que reúnen 30% del total de los embarques. Recién después aparece el grupo brasileño JBS, que en 2006 compró Swift, el líder indiscutido en materia exportadora hasta no hace mucho tiempo. JBS llegó a exportar casi 50 mil toneladas en 2009, pero luego cayó hasta 19 mil el año pasado. En el cuarto lugar el argentino Friar, del grupo Vicentín.

 
Otro extranjero que supo liderar el listado de exportadores de carne era Finexcor. Pertenecía a la estadounidense Cargill, pero en el derrape sectorial fue absorbido por capitales nacionales nucleados en la Compañía Bernal. Hoy figura sexto, detrás de Marfrig, otro grupo brasileño que cedió muchas posiciones. Quickfood, manejado ahora por Brasil Foods, retrocedió al octavo lugar entre los 10 primeros exportadores. En esa lista, los otros nacionales que comenzaron a tallar fuerte son Viande, Importadora y Exportadora de La Patagonia (La Anónima) y Logros.

Fuente:

Publicidad