10 de octubre de 2015 20:40 PM
Imprimir

¿Quién se le anima al maíz?

El precio del maíz solo incidiría en un 4,2 por ciento del costo de hacer un kilo de pollo.

Veo el último informe de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, compañero don Pro­ductivo y, a medida que se van concretando las siembras de maíz, se reafirma la merma en la ­tecnología aplicada en gran parte de los cuadros. Si bien 
se menciona que la superficie total de siembra podría variar en los próximos meses, ese panorama ratifica que la intención tentativa de siembra se mantiene en 2.720.000 hectáreas, una baja inicial de un 20 por ciento en comparación con el ciclo previo.

 

–Con eso de la “baja inicial”, camarada don Tecno, concluyo que la cifra final todavía está por verse y hay quienes ven una luz en el fondo del túnel.

 

–Ya que su metáfora apunta a iluminar lo que para muchos está oscuro, le agrego un nuevo cálculo que nos arrimó Néstor Roulet, referente cordobés que tiene el PRO en su equipo agropecuario: señala que si por eliminar las retenciones y transparentar el mercado de maíz se aumenta el área de siembra (para que alcance un nivel similar a la de la campaña anterior), el Gobierno no solo recaudaría 107 millones de dólares más por lo que tributaría el productor de Ganancias –reemplazando un impuesto unitario como son las retenciones por otro coparticipable–, sino que ingresarían al país 1.600 millones de dólares extra –un 100 por ciento más– por mayor saldo exportable.

 

–Con esa previsión, necesitaríamos un Presidente que salga del piloto automático y que se juegue en este tipo de decisiones. Sería la forma de agrandar la torta para de allí tener un derrame que hoy no vemos.

 

–El amigo Roulet aporta varios ingredientes al análisis: un kilo de alimento para pollo está compuesto por un 60 por ciento de maíz; con 1,8 kilos de alimento se hace un kilo de pollo, por lo cual, para hacer un kilo de pollo usamos 1,08 kilos de maíz. Esto nos indica que el precio del maíz incide en solo un 4,2 por ciento, teniendo en el resto del valor incidencia otros componentes como la electricidad, mano de obra, la sanidad, el gas. Los márgenes del maíz sacando las retenciones y los ROE, no hay dudas de que se convierten en positivos, lo que generaría que el productor pague 106,75 dólares por hectárea en concepto de Impuesto a las Ganancias, un círculo virtuoso por donde lo mire.

Fuente:

Publicidad