12 de octubre de 2015 13:00 PM
Imprimir

Cepo para todos: en los últimos seis meses ingresaron al mercado argentino apenas ocho cosechadoras por la dificultad para conseguir licencias de importación

El BCRA se está vaciando de divisas

A partir de abril de este año el ingreso de cosechadoras importadas al mercado argentino prácticamente se interrumpió por la creciente dificultad de las compañías de maquinaria agrícola por conseguir licencias de importación (DJAI).

 

 

En los primeros nueve meses de este año se declararon importaciones de 81 cosechadoras por un valor total de 18,0 millones de dólares (promedio de u$s 222.652 por equipo) versus 329 unidades por 56,4 millones de dólares (promedio de u$s 171.670) en el mismo período de 2014.

 

 

El dato es que en el primer trimestre de este año se lograron declarar importaciones de 73 cosechadoras, mientras que en los siguientes seis meses apenas se autorizaron ocho equipos (ver planilla). Tal política oficial está orientada a evitar la salida de dólares en un contexto de escasez crítica de divisas.

 

 

A comienzos de agosto pasado las autoridades del Banco Central (BCRA) incluso intentaron excluir a la maquinaria agrícola autopropulsada de los bienes financiables con créditos subsidiados de “inversión productiva”. Pero –luego del reclamo de los ensambladores locales de tractores, cosechadoras y pulverizadoras– la medida fue desactivada.

 

 

La intensificación del cepo importador no es un capricho: las reservas netas del BCRA alcanzan una suma de apenas 11.300 millones de dólares, monto al que, si se le sustrae la porción de los depósitos dolarizados del sistema financiero que se encuentran encajados en el BCRA, se ubican en un nivel crítico del orden de 4000 millones, según indica el último informe semanal del Banco Ciudad.

 

 

“Aún bajo supuestos conservadores, el Banco Central podría llegar a desprenderse, como mínimo, de unos 4500 millones de dólares en el cuarto trimestre, a los cuales se sumarían pagos de deuda en moneda extranjera por cerca de 2200 millones, dejando en diciembre a las reservas netas del BCRA en torno a los 4000 millones, resultando incluso negativas si se sustraen del cálculo los encajes de los depósitos en dólares de los bancos”, advierte el informe.

Fuente:

Publicidad