16 de octubre de 2015 12:13 PM
Imprimir

Se sembrará más soja y retrocede el cultivo de maíz

CompartiremailFacebookTwitterEl retroceso del área destinada al maíz a partir de una menor tecnología y magros precios, impulsa a que dichas hectáreas pasen a la soja de cara a la siembra que arrancará en breve. El mismo tendrá una mejora del 1,5% respecto de la campaña 2014/2015. Con buen clima, podría ir camino a un nuevo […]

El retroceso del área destinada al maíz a partir de una menor tecnología y magros precios, impulsa a que dichas hectáreas pasen a la soja de cara a la siembra que arrancará en breve. El mismo tendrá una mejora del 1,5% respecto de la campaña 2014/2015. Con buen clima, podría ir camino a un nuevo récord de cosecha.

Los argumentos fueron dados por la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) que mediante un informe proyecto una superficie de intención de 20,5 millones de hectáreas contras las 20,2 millones del ciclo anterior.

Entre los motivos del alza está la caída del maíz en torno del millón de hectáreas disponibles ahora para la oleaginosa. El cereal presenta un retroceso del 23% debido a que el productor prefirió ir por un maíz con menor tecnología lo que al final significará baja en el rendimiento por hectárea.

En lo que respecta a la soja y tras haber alcanzado la campaña pasada los 61,4 millones de toneladas, éste cultivo se encamina a obtener un nuevo máximo. Para la Bolsa, las condiciones agroambientales en la zona núcleo son “muy favorables” gracias a los “buenos perfiles de humedad”. Esto se da por la alta oferta de agua esperable por la llegada del fenómeno climático conocido como El Niño, que aumenta las posibilidades de “expresar altos rindes”.

El ciclo pasado pese a los magros valores el productor en muchos casos salió empatado es decir, gano para cubrir los gastos gracias a los buenos rendimientos. El actual periodo está por verse. Los valores son inferiores al año pasado y no se espera que suba. Por eso el productor se muestra calmo hasta el último momento para vender lo que le resta.

Sabe que llegue quien llegue al sillón de Rivadavia, deberá hacer una devaluación. La mejora en el tipo de cambio le permitirá sumar a una cuenta que hoy viene en rojo.

Y ni hablar de los ingresos a divisas. A la fecha caen un 13% y serían similares a lo visto en el 2009. De continuar la baja en el poroto, los agrodólares para el próximo año podría ser peor.

Sin embargo la sojización no es buena para la Argentina. La siembra de soja sobre soja sin cereales en la rotación anticipa en el mediano plazo recursos escasos en el suelo. La necesidad de una ley que ordene el campo se debe dar cuanto antes.

Fuente:

Publicidad