16 de octubre de 2015 14:26 PM
Imprimir

Afirman que la baja de la tecnología se sentirá fuerte en la zona núcleo

Un informe de la Bolsa rosarina advierte que los productores reducen la inversión al mínimo en soja y maíz por la fuerte caída en la rentabilidad

Cerca de Pergamino, cuando a los técnicos les preguntan cómo viene la siembra de maíz hacen una pregunta cargada de ironía: “¿Maíz? El antiguo cultivo de los Incas…”. Lo cuenta un informe de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) y es una forma de dar a entender que es un cultivo del pasado, en este escenario económico, porque requiere una fuerte inversión tecnológica en un contexto en el que todos salen a la cancha a buscar el empate.

Por eso, la Bolsa rosarina estima que la siembra del cereal en la zona núcleo podría retroceder un 40% esta campaña, en comparación con el ciclo anterior, y llegaría a las 438.000 hectáreas.

 

La decisión de bajar la apuesta al maíz también es un indicador de que los productores volverán a refugiarse en la soja, a pesar de que es un año ideal desde lo agronómico para apostar al cereal por los pronósticos de lluvias intensas, para arriesgar lo menos posible en una coyuntura de precios bajos de los granos, alta presión fiscal y costos en ascenso en los insumos y servicios agrícolas y de logística.

 

La Bolsa rosarina advierte que podrían caer fuerte la inversión en semillas, fertilizantes e inoculantes, entre otros insumos.

 

 

Un estudio de la Bolsa de Comercio de Santa Fe, por ejemplo, calculó que el flete en camión desde el centro norte de Santa Fe, a un promedio de 300 kilómetros de los puertos rosarinos, representa el 40% del ingreso bruto del maíz, el trigo y el sorgo (en la soja, en cambio, esa cifra es del 25%).

 

“No se han producido cambios en la intencionalidad de siembra de los maíces tempranos. En el sector ven que la carga financiera que tiene el cultivo es muy difícil de remontar en un año cómo este”, advierte el informe de la Bolsa rosarina. En Justianiano Posse, en la provincia de Córdoba, la caída del maíz temprano sería de un 50% respecto al ciclo pasado si se toma como indicador la venta de semillas híbridas.

 

El costo del flete en camión representa el 25% del ingreso de la soja. En el caso del maíz trepa al 40%.

 

 

Es un escenario que no cambiaría demasiado si mejoraran las expectativas económicas a partir de diciembre, en el arranque de un nuevo ciclo político, a partir de la esperanza de que bajen las retenciones al maíz.

 

“Las rotaciones están prácticamente definidas. De aparecer cambios en diciembre que mejoren los márgenes del maíz, se podrían sumar algunos lotes aislados en reemplazo de sojas tardías o de segunda; es decir, no llegarían para revertir significativamente la caída de siembra que se proyecta en el área núcleo”, adelantan los técnicos de la BCR.

 

En San Antonio de Areco, en el norte de Buenos Aires, los asesores reconocen que habría una reacción positiva ante una quita de retenciones al maíz pero dicen que es tan malo el margen “que aun así en campos alquilados el número final no cierra”.

 

En Venado Tuerto, en el sur de Santa Fe, los técnicos creen que podrían sembrarse algunos lotes más de maíz de segunda si mejora la rentabilidad del cultivo, sobre todo porque tampoco se proyectan muy buenos resultados en la soja y si los números del cereal son más atractivos se lo tendría en cuenta.

 

Pero en líneas generales, la superficie que se implantará con soja de primera tiene una tendencia clara: sube ante las hectáreas que no se hicieron con trigo ni con maíz. Para la Bolsa rosarina será la siembra más importante de los últimos años, pero con una baja inversión tecnológica en semillas, fertilizantes e inoculantes, entre otros insumos.

 

La Bolsa rosarina también destaca que el trigo resiste, aunque se implantó tratando de bajar los costos al mínimo. “Está casi por desplegar la hoja bandera sin ceder a las enfermedades. A pesar de la poca fertilización y de que estuvo bajo agua, sigue en carrera con condiciones buenas a muy buenas en la zona nucleo”, concluye el informe.

Fuente:

Publicidad