17 de octubre de 2015 10:49 AM
Imprimir

Cárnicos expectantes con posible acuerdo por Arroyo

El Sindicato de la Carne, a diferencia del mercantil, levantó las protestas. Se reunieron este jueves con el ministro de Agricultura, el propietario y un eventual interesado de otra planta rionegrina.

Para el Sindicato de la Carne la crisis del frigorífico Arroyo se encamina a una solución con el posible traspaso de la empresa a otra de la misma industria, por eso decidieron levantar los escraches que iniciaron la semana pasada. Una postura diferente mantiene el gremio mercantil que volvió a cortar la ruta 40.

 

Manuel Mardones, secretario general del Sindicato de la Carne, confirmó a “DeBariloche” que este jueves se reunieron en la ciudad con el ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca, Marcelo Martín, el propietario del frigorífico Daniel Arroyo y un referente de otro frigorífico rionegrino que estaría interesado en hacerse cargo de la planta que desde hace varios meses permanece cerrada aún luego de la flexibilización de la barrera sanitaria que permitió el paso de ganado desde el norte del río Negro.

 

“Nos dio tranquilidad esta reunión, lo vemos con expectativas solo hay que esperar novedades la próxima semana” dijo Mardones quien prefirió no revelar el nombre del frigorífico interesado en adquirir la planta de Arroyo.

 

El Sindicato de la Carne expuso al empresario interesado en la planta que se debe garantizar las fuentes laborales de los 75 empleados, con sus correspondientes categorías y antigüedad.

 

Mardones señaló que por primera vez desde que se retomó el conflicto y desde que Arroyo anunció que se encaminaba a la quiebra, el propietario se reunió con el sindicato y expuso su situación. “Se trata de evitar la quiebra, que otra empresa se haga cargo” remarcó el dirigente gremial de uno de los sindicatos que interviene en el conflicto.

 

En la reunión se reclamó además el pago de los sueldos adeudados del mes de septiembre. Hasta el momento, los últimos tres meses los salarios fueron afrontados por el gobierno provincial con un aporte de un millón de pesos mensuales pero esta vez el propio gobernador Alberto Weretilneck descartó un nuevo auxilio.

Fuente:

Publicidad