17 de octubre de 2015 00:31 AM
Imprimir

El monitor, una herramienta para la toma de decisiones

El análisis de rentabilidad incluye granos y carne bovina.

Como parte de una estrategia oficial de acercar herramientas a los productores, el Ministerio de Agricultura de la Provincia presentó esta semana una tercera versión de su Monitor Agro: una publicación dedicada al análisis de la rentabilidad ganadera durante los últimos 14 años.

El trabajo, realizado en forma conjunta con el Ieral de la Fundación Mediterránea, integra una secuencia de informes cuya difusión comenzó en junio pasado con el análisis sobre la rentabilidad agrícola en las últimas 15 campañas y una proyección para el ciclo actual. Un segundo monitor incorporó los aspectos financieros para el examen de la rentabilidad agrícola para la campaña 2015/2016.

“Desde el Ministerio estamos articulando políticas con instituciones como el Ieral, que tiene el desarrollo técnico para llevar adelante este tipo de estudios. Se trata de un instrumento que no solo permite visualizar el comportamiento económico de la agricultura y la ganadería en los últimos años, sino también aportarle al productor información sobre su rentabilidad, para la toma de decisiones”, dijo a La Voz del Campo el ministro de Agricultura, Julián López.

Tanto en el monitor para la actividad agrícola como el dedicado a ganadería se trabajó sobre unidades productivas testigo localizadas en el norte de la provincia y en la zona núcleo.

Regiones como el norte o el sur provincial, distantes a más de 400 kilómetros del puerto y donde las condiciones agrícolas no son tan favorables, la ganadería ofrece hoy más rentabilidad que los granos.

“Sabemos que en zonas como Marcos Juárez, donde el monitor ganadero analiza un sistema de invernada, la ganadería no tiene mucho lugar. Pero sí es posible volver a planteos mixtos en aquellas zonas donde la agricultura ha comenzado a perder en rentabilidad frente a la producción de carne”, destacó el titular de la cartera agropecuaria.

En la secuencia de 14 años de análisis de la ganadería, el monitor refleja que si bien la actividad soportó una fuerte crisis entre 2007 y 2009, la rentabilidad promedio no fue tan mala. Sin embargo, solo están en condiciones de corroborar esa afirmación aquellos productores que lograron sobrevivir a esas vicisitudes.

“Aquellos productores que vendieron sus vacas entre 2007 y 2009 lo hicieron en el momento en que los precios estaban muy bajos, con lo cual las posibilidades de volver a la actividad en el futuro se vieron complicadas”, destacó el economista Juan Manuel Garzón, uno de los autores del estudio. Hubo años en que la inversión para hacer una hectárea ganadera fue cuatro veces mayor que para una agrícola.

Indicadores publicados

Monitor Agro 1. Análisis de la renta agrícola en los últimos 15 ciclos.

Monitor Agro 2. Análisis de la renta agrícola para la cosecha 2015/16.

Monitor Agro 3. Análisis de la rentabilidad ganadera en las últimas 14 campañas.

Monitor Agro 4. Comparación de la rentabilidad ganadera y agrícola en las últimas 14 campañas.

Monitor Agro 5. Escenarios de rentabilidad ganadera 2015/2016.

Monitor Agro 6. Análisis comparado de rentabilidad ganadera “versus” la rentabilidad agrícola para el ciclo 2015/2016

Fuente:

Publicidad