20 de octubre de 2015 12:48 PM
Imprimir

¿En qué cambia el Real Decreto 791/2015 la regulación de los zoosanitarios en España?

Se publicó en el BOE el pasado 23 de septiembre

El Gobierno español ha introducido nuevas modificaciones en la regulación de los productos zoosanitarios a través del Real Decreto 791/2015, que modifica otro Real Decreto publicado en 2010. ¿En qué cambia realmente la regulación y en qué puede afectar a los veterinarios?

 

 

Tras la publicación del Real Decreto 791/2015 el pasado 23 de septiembre en el Boletín Oficial del Estado, que modifica el Real Decreto 488/2010, de 23 de abril, por el que se regulan los productos zoosanitarios, nos hemos puesto en contacto con Veterindustria para que nos aclarase en qué cambia la regulación y en qué puede afectar a los veterinarios.

 

 

Desde la patronal del medicamento veterinario se aclara que con este nuevo Real Decreto el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente modifica la norma estatal que regula la autorización, comercialización y uso de los productos zoosanitarios. Esta norma incluye una amplia gama de productos de sanidad animal utilizados en el sector ganadero y la práctica veterinaria, entre ellos los reactivos de diagnóstico de las enfermedades animales y los de higiene, cuidado y manejo de los animales.

 

 

Según explica Veterindustria en su comunicado, “esta modificación no supone importantes cambios en cuanto a la fabricación y comercialización y uso de estos productos”. Algunas de las modificaciones afectan, por ejemplo, a los modelos para la solicitud de autorización de medicamentos y su renovación, con el fin de mejorar y facilitar la tramitación de la solicitud de estos procedimientos.

 

 

Además, se incluye el procedimiento que ya se viene siguiendo en materia de importación de productos zoosanitarios de terceros países o la solicitud de certificados de libre venta al Ministerio para la exportación de estos productos, que hasta ahora no estaba contemplado en el Real Decreto, señala la patronal.

 

 

Por último, se simplifica y clarifica el régimen de la distribución comercial de los productos zoosanitarios, de forma que se elimina la autorización previa de los centros de distribución por la Comunidad Autónoma en que radicase su sede. Con esta nueva regulación, la distribución se podrá hacer directamente desde la entidad elaboradora al usuario final, o a través de distribuidores intermediarios, concluye Veterindustria en su comunicado.

Fuente:

Publicidad