21 de octubre de 2015 11:57 AM
Imprimir

El cepo exportador ya no funciona para asegurar la disponibilidad de maíz barato: sólo restringe el ingreso de divisas

Argentina insólita.

En los últimos dos meses las autoridades de la Ucesci vienen restringiendo la exportación de maíz para generar una sobreoferta artificial del cereal en el mercado interno.

 

El pasado 16 de julio el ministro de Economía Axel Kicillof anunció una ampliación del cupo de exportación de maíz 2014/15 por 4,0 millones de toneladas (que se sumaron a las 11,50 millones ya habilitadas). Desde entonces se oficializaron ROE de maíz por 3,28 millones de toneladas (ver gráfico). Y el principal receptor de ROE en lo que va de octubre es la estatal YPF con 30.000 toneladas (originadas por medio de canjes por agroinsumos).

 

Es decir: más de tres meses después del anuncio de Kicillof se habilitó un 82% del tercer tramo del cupo de exportación 2014/15. Aún faltan más de 710.000 toneladas para terminar de cubrirlo.

 

La cuestión es que las autoridades del Ministerio de Agricultura (Minagri) estiman que el saldo exportable total de maíz 2014/15 es de 19,0 millones de toneladas con un stock remanente de 4,60 millones para el mercado interno.

 

Eso implica que –aún considerando un stock final enorme– aún falta habilitar un cupo adicional de 3,50 millones de toneladas antes del ingreso al mercado de la próxima cosecha de maíz (marzo de 2016).

 

En otras circunstancias el cepo exportador funcionó como un mecanismo depresor de precios orientado a garantizar maíz barato para las industrias consumidoras del cereal. Pero en la actualidad eso ya no es viable porque son pocos los productores y acopios dispuestos a vender maíz (el único efecto del cepo hoy por hoy es restringir el ingreso de dólares en un momento de escasez crítica de divisas).

 

De hecho, la demanda exportadora está operando a contramargen para intentar acelerar compras de maíz: el valor de referencia del maíz disponible Rosario del Matba se ubicó ayer martes en 1090 $/tonelada versus un FAS teórico calculado por Minagri de 1072 $/tonelada.

 

La reticencia por comercializar granos que se está evidenciando en los últimos días obedece al hecho de que –dependiendo de quién gane las elecciones presidenciales el próximo 25 de octubre– las reglas de juego para el agro podrían cambiar (o no) de manera significativa.

 

Los últimos datos oficiales indican que al 14 de octubre los exportadores habían adquirido 16,8 millones de toneladas de maíz 2014/15 (lo que indica que están sobrecomprados en alrededor de 1,30 millones de toneladas). El gobierno nacional aún no dio indicios de cuándo habilitará el cupo de maíz 2015/16 (de las cuales apenas se registraron compras por 364.700 toneladas).

Fuente:

Publicidad