27 de diciembre de 2010 15:21 PM
Imprimir

Lo bueno, lo malo y lo feo

Chile : La superficie con frutales creció 6,5% y la uva de mesa sigue liderando con casi 10 mil ha plantadas, según el Catastro Frutícola 2010 de Ciren. Entre reconversiones, alzas y bajas, y un panorama incierto, el olivo aparece con 147% de crecimiento.

Un torbellino de emociones causó la entrega del último catastro frutícola de la Región Metropolitana. Un torbellino, porque junto a la alegría de tener una medición actualizada que facilita la toma de decisiones, los resultados también causan preocupación.Temas como lo desactualizados que están los catastros en otras regiones, la baja en plantaciones de algunas provincias, como Maipo, y la disminución en uva de mesa, son parte de falencias que saltan e inquietan… y mucho.Los expertos leen entre líneas la información y buscan las razones de los movimientos.Desincentivo al crecimientoEntre 1997 y 2004 la superficie frutícola creció 12,7 por ciento y entre 2004 y 2010 apenas 6,5%.Los expertos explican que el crecimiento se desinfló por razones que van desde la crisis económica -que frenó las inversiones en los últimos cinco años e impulsó la reconversión- hasta los cambios en la configuración del negocio desde el último catastro.Cambios en las variedades más utilizadas para cada fruta; la inclusión de nuevas tecnologías disponibles; el nuevo costo y disponibilidad de la mano de obra; y el tipo de cambio son algunos de los puntos que han hecho tambalear el crecimiento de la superficie frutícola."El decrecimiento económico impactó y los productores optaron por procesos de reconversión", indica Eugenio González, director del Centro de Información de Recursos Naturales, Ciren.Un ejemplo de esto es Melipilla, que incrementó su superficie 30,4%, en comparación con el catastro 2004."Llama la atención el caso de Melipilla porque son zonas de secano, lo que significa que la gente se está arriesgando a hacer mucha reconversión agrícola", puntualiza González.Sin embargo, provincias como Santiago y Maipo bajaron sus hectáreas plantadas. La situación más aguda se vive en Maipo, una zona que se caracteriza por tener buenas condiciones para diversos cultivos y donde lo urbano no ha quitado tanto espacio al campo, pero que, sin embargo, bajó de 17.600 a 15.600 ha."En Maipo tendremos que ver más a fondo los por qué se dio la pérdida, pero una de las causas es el aumento de las parcelas de agrado", indica González.A pesar de que algunas de las razones que desincentivaron el crecimiento persisten, los expertos proyectan una eventual reactivación."Ahora que la economía está creciendo y ha disminuido la cesantía, hay mayor confianza en la fruticultura", anticipa González.
La niña bonita, aunque con ‘peros’La uva sigue siendo la fruta más plantada con 9.339 ha, aunque desde la medición de 2004, la superficie disminuyó casi en 7%. La variedad thompson seedlees sigue siendo la top one, pero por su baja rentabilidad, las hectáreas con ella cayeron casi 20% respecto del escenario 2004.Lo caro que es producirla, por el alto costo de la mano de obra, y la baja en sus retornos han llevado a los agricultores a reemplazarla por alternativas más productivas y menos demandantes."Llama la atención que la uva de mesa haya caído cerca de 7%. Eso refleja una luz amarilla en especial en variedades como la thompson seedlees, que van en retirada por la rentabilidad", explica Gustavo Rojas, director de la Oficina de Estudios y Políticas Agrarias, Odepa.Pero la uva ha sido reemplazada por otras especies que crecen a pasos agigantados: en seis años, el nogal creció 58%, el ciruelo europeo 50%, los paltos 22% y el olivo despegó como cohete, aumentando su superficie casi 147%.Pero la lectura de tanto crecimiento no necesariamente es positiva. "A veces las elecciones de qué plantar se toman con un grado de liviandad que me sorprende; se hace por datos y sin información de proyección. Con el ciruelo europeo hay que tener cuidado", sostiene Manuel José Alcaíno, presidente de Decofrut.En el caso del ciruelo europeo, por ejemplo, los precios bajaron el año pasado y todavía existe un importante potencial de producción.También causa inquietud la baja o estancamiento en la producción de otras especies como los cítricos, el ciruelo japonés u otros carozos como durazneros o nectarinos. Muchos productores han optado por mecanizar y apostar por especies que se ajusten a esa lógica, como los almendros, el ciruelo europeo y algunas variedades de uva."Los productores no deben dejar de tener especies para fruta fresca con mayor valor agregado, que se cosechan a mano, ya que eso puede entregar mayor ventaja país", sostiene Juan Carlos Sepúlveda, gerente general de Fedefruta.Más auspicioso es el escenario del aceite de oliva, cuyo consumo se incrementa en grande a nivel nacional e internacional. Mercados como Estados Unidos, Europa y recientemente Colombia, reconocen el buen nivel del producto chileno.Pequeños con grandes problemasSegún el catastro, el 55% de la superficie analizada está en manos de propietarios que tienen entre 5 y 49 hectáreas y el 23% tiene menos de 5 hectáreas. Así, casi el 80% de la superficie plantada pertenece a productores pequeños o relativamente pequeños. Entonces, problemas como el decrecimiento económico de una variedad o la volatilidad del dólar, golpean especialmente a los medianos y pequeños.Los expertos llaman a la ayuda y a otorgar mayores incentivos y capacitación a los más desfavorecidos."Hay que hacer cambios desde el Ministerio de Agricultura, por ejemplo, a través de unidades como Indap. Es clave preocuparse de los agricultores pequeños, menores de 50 ha, brindándoles apoyo técnico, incentivando el trabajo asociado para abaratar costos y proyectar la optimización y disminución de valores", puntualiza González.Buena capacidad de frío y packingSi hay algo en lo que se ha avanzado a paso firme es en la capacidad de las cámaras de frío instaladas. Según el catastro 2004, la RM tenía 331 cámaras de frío con una capacidad de 390 mil metros cúbicos. El escenario despegó en seis años ya que hoy existen 399 cámaras de frío con una capacidad de 565 mil m3.Algo positivo también se ha dado en packing, ya que el 91,1% se está haciendo a nivel predial; los productores embalan y después dejan las cajas en las cámaras de frío de grandes fruteras."Estamos con buena infraestructura de frío y packing, lo que es clave para sostener y aumentar los volúmenes de producción", explica González.Agroindustria, tarea pendienteEs poco lo que ha crecido la agroindustria desde 2004. Si hace seis años las toneladas procesadas eran 220 mil, en 2010 la cifra se incrementó muy levemente, llegando a  238 mil toneladas.Bajaron los procesos agroindustriales para pulpas desde 73 mil a 54 mil toneladas; para hidratación de la fruta de 17 mil a 6 mil toneladas; y la mermelada procesada cayó de 17 mil a 2 mil toneladas.Poner el acelerador en los procesos agroindustriales para dar mayor valor agregado a los productos, sería clave para posicionarse en nichos y lograr mejores retornos.Catastros desactualizadosLa reciente actualización del catastro frutícola de la RM puso de manifiesto un tema incómodo: la distancia de años entre un catastro y otro.Dado los largos lapsos entre mediciones, algunas regiones con catastro desactualizado deben tomar decisiones en base a datos que no necesariamente representan la realidad de la industria."Hay una cojera enorme en los catastros por la antigüedad de éstos, que en algunas regiones llega a 5 o 6 años. Los datos desactualizados dificultan la labor de proyección de volúmenes exportados y confieren poca credibilidad a los números", sostiene Alcaíno.Al respecto, el Ciren evalúa junto a las instituciones involucradas, disminuir la brecha a lo más a tres o cuatro años. Sobre el estudio La investigación realizada por el Centro de Información de Recursos Naturales, Ciren, y financiado por la Oficina de Estudios y Políticas Agropecuarias, Odepa, se efectuó entre noviembre de 2009 y mayo de 2010 y abarcó las seis provincias de la RM.Más indicadores claves Junto al plan en evaluación de hacer el catastro frutícola más seguido, los expertos hacen hincapié en analizar otros parámetros que sirvan para fomentar el mayor desarrollo de la industria. Puntos como: ¿dónde falta mayor infraestructura vial?, ¿dónde aún está pendiente la conectividad?, definir ¿qué caminos son mejores para el traslado de la fruta?, establecer zonas más factibles para el desarrollo de cada especie y proyectar ¿dónde es más oportuna la construcción de plantas de packing y frío?, son parte de sus consejos

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *