21 de octubre de 2015 23:40 PM
Imprimir

Se acabaron los valores de remate para los pollos: la carne aviar ahora puede aspirar a venderse a “precios cuidados”

Como resultado de una retracción de la oferta

Los precios mayoristas de la carne aviar comenzaron a recuperarse en las últimas semanas luego de permanecer la mayor parte del año por debajo de los valores oficiales establecidos por el programa “Precios Cuidados”.

 

En los primeros siete meses de 2015 la producción de pollos siguió creciendo en un contexto de fuerte contracción de las exportaciones. El mercado interno se saturó de carne aviar. Y los precios mayoristas cayeron en términos nominales (en un contexto inflacionario).

 

Pero a partir de agosto pasado –cuando una de las grandes industrias avícolas, Rasic Hnos, ingresó en una fase terminal– la producción de pollos comenzó a desacelerarse para permitir que al menos el grueso de la producción pueda comercializarse a los valores fijados por el programa “Precios Cuidados” (que para la ciudad de Buenos Aires representa un valor de 15,62 $/kg para el pollo entero sin menundos para que pueda llegar en góndola a un precio final de 24,0 $/kg).

 

Los últimos datos oficiales (Minagri) indican que en agosto pasado la producción nacional de carne aviar fue de 159.000 toneladas, una cifra 0,6% inferior a la registrada en el mismo mes de 2014. La producción de carne bovina y porcina, en cambio, subió 5,2% y 10,8% en el mismo período (ver planilla).

 

La situación del sector avícola, de todas maneras, está lejos de ser óptima porque la inviabilidad del negocio exportador genuino sigue constituyendo un factor bajista (en enero-agosto de este año se exportaron 123.000 toneladas de carne aviar versus 184.000 toneladas en el mismo período de 2014). Además, buena parte del cupo de poco más de 100.000 toneladas de pollos colocados entre 2014 y comienzos de 2015 en Venezuela siguen sin poder cobrarse (las mayores colocaciones al mercado bolivariano fueron realizadas por la firma Granja Tres Arroyos).

 

En el último año también se incrementó la oferta interna de la carne porcina (razón por la cual los precios de los cortes frescos de cerdos siguen por el piso). Aunque la situación del sector no es tan compleja por el hecho de que la demanda está más diversificada (fresco, embutidos y fiambres).

Fuente:

Publicidad