19 de noviembre de 2009 09:29 AM
Imprimir

Petrobras vendió sus fertilizantes a Bunge

Bunge Argentina, subsidiaria de Bunge Limited, anunció ayer la compra de la División Fertilizantes de Petrobras Energía (la ex Pecom Energía, adquirida por la petrolera brasileña a Gregorio Pérez Companc junto con todos los negocios petroleros de quien es hoy dueño de Molinos Río de la Plata). Las partes no informaron el monto de la operación.

La división de fertilizantes tiene su planta industrial en la localidad de Campana, e inició sus actividades en 1968; fue la primera fábrica de fertilizantes líquidos de América del Sur.

En la actualidad, produce y distribuye fertilizantes líquidos y sólidos en el mercado argentino, con un volumen anual de producción de 500.000 toneladas.

«Esta adquisición posicionará a Bunge Argentina como líder en el creciente mercado de fertilizantes de la Argentina», afirmó Raúl Padilla, CEO de Bunge Argentina. «Nos permitirá fabricar, localmente, productos tanto a base de nitrógeno como de fosfato, con lo cual ampliaremos nuestro portafolio de productos».

Cabe recordar que Bunge Argentina es la «sucesora» del grupo Bunge y Born, que «nació» en la Argentina en 1884, pero que hoy tiene sus cuarteles generales en Brasil. Cuenta, además, con complejos industriales y terminales portuarias donde procesa y desde donde exporta soja y subproductos oleaginosos (harinas y aceites); también produce fertilizantes, comercializa granos y cereales, y fertilizantes que produce localmente o importa.

La operación, según apuntó Petrobras Energía, implica la transferencia de activos físicos, marcas, red comercial y personal vinculado al negocio vendido, «incluyendo una planta para la producción de fertilizantes, ubicada en la ciudad de Campana, que comenzó sus actividades en 1968».

Agregan los brasileños en su comunicado que su decisión de vender esos activos «responde a la estrategia de la compañía de evaluar la composición de su portafolio de negocios y activos a los fines de identificar oportunidades que permitan maximizar el valor de la compañía». En otras palabras: la producción de fertilizantes nunca fue una actividad estratégica para Petrobras y por eso decidió desprenderse del negocio.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *