23 de octubre de 2015 03:11 AM
Imprimir

Un debate sin laudar: ¿sirve avisar de alimentos con transgénicos?

Exjerarca defiende, experto cuestiona y actual administración duda.

La decisión de las nuevas autoridades de la Intendencia de Montevideo de no aplicar por el momento el decreto que obliga a distinguir con un etiquetado especial los alimentos que contengan algún tipo de transgénicos molestó a quienes lo habían impulsado en la administración anterior y se espera que la revisión del texto y la adecuación para su aplicación a nivel nacional se de lo antes posible.

 

Pero además, plantea distintas visiones sobre el tema de la importancia del etiquetado a los efectos del conocimiento del consumidor.

 

El exdirector de Salud de la Intendencia de Montevideo (IMM) Pablo Anzalone cuestionó el haber puesto en suspenso el decreto apenas conoció la decisión de las nuevas autoridades y dijo que “sería un retroceso” no aplicarlo. A principios de mes, el semanario Brecha informó que la comuna había suspendido la ejecución del decreto, que entró en vigencia en 2015. La comuna indicó posterior mente que el texto seguiría vigente aunque antes de aplicarlo se buscaría la coordinación con el gobierno nacional.

 

Anzalone dijo en entrevista con Mariano López en El Observador TV que considera “preocupante” la decisión de la IMM, aunque remarcó que la aclaración del gobierno departamental le pareció “importante” porque es necesario “garantizar los derechos de los consumidores”. “Toda política de derecho del consumidor es una ampliación del derecho de la ciudadanía. Pueden ser electores, militantes políticos o usuarios de la salud pero siempre son consumidores”, agregó.

Anzalone sostuvo que la etiqueta para alimentos transgénicos -que debían identificarse con la letra “T”– fue un paso que dio la comuna en la administración anterior, que consultó con el Ministerio de Salud Pública y fue “un primer paso para que se ampliara al resto del país”. Recordó que hay 64 países que exigen el etiquetado para que el consumidor decida libremente si consumir o esos productos. “La información tiene que estar”, afirmó.

 

 

 

La otra cara

Pero que la población tenga información sobre los alimentos que contienen transgénicos a la población no siempre es considerado un derecho. El doctor en ciencias químicas argentino Fernando Cardini, que estuvo en Uruguay para dar una charla sobre alimentos procesados, sostuvo que quien debe garantizar que los alimentos que se consuman sean de buena calidad es el Estado y esa responsabilidad no debe caer sobre el consumidor.

 

“El límite lo fija el Estado. No puedo dejar que el consumidor decida. Eso de darle la responsabilidad es una atrocidad”, dijo Cardini, que participó semanas atrás de un seminario sobre alimentación y ha colaborado con el Mercosur en temas alimenticios.

 

Aseguró que los alimentos transgénicos “son mucho más estudiados que los orgánicos”. “¿Quién estudió la papa común? ¿Quién estudió la ensalada de fruta? Lleva tres o cuatro años aprobarlo, pero ¿quién se sienta a discutir de los orgánicos que se están cultivando?”, manifestó. Según el especialista, tener los alimentos etiquetados solamente con una “T” es sesgar la información. “Siempre defendí que no se etiquete”, sostuvo y agregó que prácticamente no existen alimentos que no tengan componentes transgénicos.

Fuente:

Publicidad