23 de octubre de 2015 00:07 AM
Imprimir

También prevén un poquito menos de soja…

Los altos costos y el bajo precio internacional son algunos de los elementos que ponen muy arriba el rinde de indiferencia. Para la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, los 6 principales granos van a ocupar menos superficie.

Con estimaciones de siembra en baja para el maíz, más todas las hectáreas que perdió el trigo, ahora también la soja -aunque mucho menos- está con menores intenciones de siembra, de acuerdo con el primer Informe de Pre Campaña de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, que proyectó que se sembrarán 19,8 millones de hectáreas, es decir, 1% menos que el ciclo anterior.

 

La entidad lanzó el informe a pocas semanas de que se dé la “plena ventana óptima de siembra de soja” y concretó la estimación con encuestas entre productores de la región sojera núcleo y de las regiones alejadas a los puertos.

 

“A días de comenzar el nuevo ciclo son pocos los factores que traccionan la siembra de la oleaginosa, centrándose básicamente en su facilidad de manejo, su bajo costo para afrontar los procesos de siembra, una comercialización fluida y la posibilidad de ocupar ambientes de buen potencial que este año estaría liberando el maíz”, dijo la Bolsa.

 

En paralelo “se suma el marco climático, en el cual un nuevo ciclo húmedo del tipo ‘El Niño’ garantizaría el pleno abastecimiento hídrico necesario para transitar etapas de crecimiento y desarrollo sin mayores inconvenientes”.

 

Pero para la BCBA, el factor climático puede este año provocar “importantes disturbios en amplios sectores de diferentes regiones próximas a los puertos, las que actualmente se encuentran en capacidad de campo e incluso con áreas en donde la napa freáticas aflora o se ubica muy próxima a la superficie del suelo”.

 

 

Indiferencia

En contraposición a los factores recién mencionados, los rendimientos de indiferencia calculados a partir de la relación entre el precio de mercado y los costos de producción, en la mayor parte del área agrícola se ubican muy por encima a los promedios históricos de cada región, según la evaluación de la Bolsa.

 

“Este hecho cobra mayor relevancia en las regiones más alejadas a los puertos, en donde el elevado costo de flete en combinación con ambientes de menor potencial productivo en comparación a las regiones núcleo, incrementan el riesgo de cara a la nueva campaña”, señaló el informe.

 

La entidad resaltó también que, “a diferencia de lo que ocurre con el maíz, los valores futuros de soja en la plaza local no han dado indicios de mejora y dentro de este contexto, cualquier variación del área destinada al cereal de verano podría impactar sobre la superficie finalmente ocupada por soja”.

 

 

Los otros también

Para la BCBA, el mismo escenario va a terminar afectando a los seis cultivos extensivos más importantes de nuestro país (soja, maíz, girasol, sorgo, trigo y cebada).

 

“Es probable que registremos una importante reducción del área agrícola”, remató el análisis.

 

Otra cuestión es la del cuidado de los cultivos.

“Durante este nuevo ciclo se prevé que una gran cantidad de lotes de baja aptitud o con severos problemas de malezas resistentes, que no fueron controlados oportunamente, quedarán fuera del circuito de producción de granos en las regiones NOA y NEA principalmente, pero también en sectores del Centro-Norte de Santa Fe, del extremo Sur de Córdoba, de La Pampa, San Luis y por último en sectores marginales de la provincia de Buenos Aires”, se indicó.

 

En paralelo en algunas de estas regiones en donde se realiza producción mixta, hemos relevado que varios de estos cuadros están volviendo lentamente a la actividad ganadera

Fuente:

Publicidad