25 de octubre de 2015 12:44 PM
Imprimir

En el exterior afirman que cualquier candidato será bueno para el agro

Analistas de Bloomberg remarcan que los principales presidenciables dijeron que quitarán o bajarán las retenciones

“Si bien aún no está claro quién ganará las elecciones presidenciales del domingo en la Argentina, algo ya está decidido: los productores rurales saldrán beneficiados en tanto los dos principales candidatos planean eliminar las retenciones a la exportación de trigo y maíz y reducir el impuesto que pesa sobre la soja”. Así lo afirmaron los analistas de la agencia de noticias Bloomberg Pablo González y Charlie Devereux en un artículo reciente, según publicó Clarín.

Los autores citaron las palabras de Miguel Bein, principal asesor económico de Daniel Scioli, quien afirmó que las retenciones al trigo y el maíz deberían recortarse de inmediato mientras que el impuesto a la exportación de soja debería reducirse del 35 por ciento al 20 por ciento. Luego agregaron que Mauricio Macri anteriormente había dicho que eliminaría los impuestos al maíz y el trigo al tiempo que rebajaría el gravamen de la soja un 5 por ciento anual.

“La presidenta Cristina Fernández de Kirchner, que no puede competir por un tercer mandato consecutivo, tuvo conflictos con los productores rurales desde que asumió su cargo en 2007 y trató sin éxito de aumentar el impuesto a la soja al 45 por ciento. El intento provocó 129 días de huelgas, cortes de rutas y escasez de alimentos en todo el país hasta julio de 2008, cuando el entonces vicepresidente Julio Cobos votó contra el aumento”, recordaron los analistas de Bloomberg, y agregaron que la soja cubre un tercio del gasto público argentino.

El artículo también advierte que “los productores rurales argentinos exportaron 17.000 millones de dólares en granos y oleaginosas este año, la cifra más baja para ese período desde 2007, de acuerdo con los datos del consorcio de exportadores, quienes están a la espera de un cambio de gobierno. En 2014, vendieron un récord de US$24.100 millones de granos y oleaginosas que alimentaron las reservas del banco central”.

En palabras de Bein: “Fomentando la exportación de la soja que tienen almacenada los productores rurales aceleraríamos la inyección de dólares en el Banco Central sin emitir deuda. Los productores rurales tienen guardados 22 millones de toneladas de soja, alrededor de un tercio de la cosecha récord de la última campaña agrícola, o 7.400 millones de dólares de la oleaginosa

Fuente:

Publicidad