26 de octubre de 2015 14:36 PM
Imprimir

Un as de espadas para control de orugas

Cada decisión técnica incidirá de manera crucial en el éxito de toda empresa agropecuaria en la próxima campaña.

Así lo entendieron los más de 300 asistentes que concurrieron al Workshop sobre soja y maíz organizado recientemente en Córdoba por Syngenta.

Entre las mayores novedades se destacó el lanzamiento de Curyom FitUV, la nueva propuesta de la compañía para el control de lepidópteros en soja y maíz. Se trata de un insecticida que combina dos modos de acción diferentes: la Emamectina, que actúa sobre el sistema nervioso; y el Lufenurón, que actúa como inhibidor de quitina.

Son dos modos de acción complementarios que se potencian y se tornan en una excelente herramienta para un adecuado manejo de resistencia de plagas. Aplicado sobre el cultivo actúa por ingestión, controlando larvas y adultos. También tiene poder ovi-larvicida. Las orugas tienen varios puntos de vulnerabilidad a ambos principios activos a lo largo de su ciclo, por lo que el producto ofrece una amplia ventana de aplicación.

Asimismo, la formulación se encuentra protegida contra los rayos UV gracias al agregado de un antioxidante que le otorga mayor estabilidad al ingrediente activo cuando está expuesto al sol.

 

Control de orugas

En el maíz, para el control de Spodotera, se realizaron ensayos de Curyom FitUV evaluando momento de aplicación y número de aplicaciones. Los mejores resultados se observaron realizando una doble aplicación (V4/V6 y V6/V8), que consiguió la reducción de la población de Spodoptera en el 80 por ciento. También se observó un incremento de rendimiento contra el testigo (70 qq/ha frente a 45 qq/ha) a partir de la combinación de tratamiento de semillas con Fortenza y dos aplicaciones foliares de Curyom FitUV.

En las últimas campañas se han visualizado dificultades en el control de Pseudoplusia en soja. Para el control esta oruga Curyom FitUV ha mostrado excelentes resultados –tanto en volteo como en persistencia– superando a las Diamidas y Metoxifenocide más Spinosad. Este efecto fue más notorio en aplicaciones en R5 con larvas grandes. El tratamiento superó en más de 50% al testigo, mientras que en combinación con Voliam Flexi más Curyom FitUV el rinde superó en más del 60% al tratamiento sin aplicación.

En definitiva la estrategia de manejo de Syngenta recomendada en maíz apunta a comenzar con una aplicación de Cruiser o Fortenza; luego Engeo, y Curyom FitUV si continúa Spodóptera; finalizando con Karate si más tarde aparece Diatraea.

A continuación, el entomólogo Roberto Peralta participó de una ronda de preguntas con técnicos de la compañía, donde afirmó: “En soja, la Rachiplusia y Pseudoplusia se convirtieron en problemas, sobre todo cuando presentan grandes picos de población. Muchas veces hay fallas en control por lo que Rachiplusia suele confundirse con Pseudoplusia, pero se trata de Rachiplusia protegida en el envés u otra falla de control. Además, las campañas anteriores fue muy fuerte el daño por chinche”.

Asimismo añadió: “En el caso de que este año se presentan condiciones favorables podría ser muy preocupante ya que no es fácil de monitorear, los umbrales son muy bajos –una chinche cada dos metros– y el daño no se observa a simple vista en el lote”.

En cuanto a maíz, Peralta indicó que podría enfrentarse un problema muy grave a raíz del desconocimiento exacto del nivel de protección de los distintos eventos. “Antes sabíamos que el BT aportaba cerca de un 60% de control, lo que permitía definir umbrales. Ahora frente a un daño inicial hay incertidumbre en la decisión de aplicación ya que no sabemos cuál será el porcentaje de control. Ello puede dar lugar a problemas operativos, por lo que en Argentina deben realizarse monitoreos semanales. Es muy difícil controlar Spodoptera cuando ya está comiendo la espiga, debemos ser proactivos y no reactivos, pensando un plan de manejo desde la emergencia a la espiga según el lote y la zona”.

Por último subrayó la importancia de la rotación de principios activos como base y herramienta más importante para evitar resistencias. “El producto de volteo se sigue usando por pautas culturales. Con el concepto de manejo preventivo, cuando estimamos una alta probabilidad de infestación puede utilizarse Curyom Fit UV. Debemos tener en cuenta la velocidad de la plaga para avanzar en la planta hacia la espiga –es importante lo operativo y la prontitud en la aplicación– aunque preventivo no significa aplicar por aplicar, sino observar parámetros como trampas de luz y niveles de daño correctamente monitoreados”.

 

Manejo de soja 2015

La jornada continuó con la charla del ingeniero agrónomo Julián García sobre las patologías de semilla de soja y su protección. “El poder germinativo es variable a lo largo de los años, y depende de las condiciones climáticas al momento de trilla y almacenaje. Esto se fue mejorando a partir de la conciencia de los productores de las condiciones durante cosecha y almacenaje, y la adopción de los terápicos de semilla. La calidad del curado es muy importante, debemos realizar un curado profesional, con buena distribución del producto en la semilla, para no sub ni sobre aplicar. Esto disminuye la carga fúngica y mejora el poder germinativo”, expresó García.

Luego añadió: “También es importante la rotación de cultivos para reducir la carga de patógenos en el rastrojo. En semilla se ve un fuerte aumento del daño de chinches, que suele estar mal monitoreada a campo y es una fuente de deterioro muy elevada. Las semillas de calidades intermedias, con carga fúngica, muestran los mejores resultados en los tratamientos. La recomendación es hacer un muestreo para análisis de semilla y un curado de calidad, identificando para semilla los mejores lotes”.

Los productos post emergentes sugeridos para control de insectos fueron Ampligo en los primeros estadios para control de lepidópteros, que tiene efecto de contacto dado por la Lambdacialotrina y efecto de ingestión dado por Ciantraniliprole; Voliam targo, que además de lepidópteros controla trips y arañuelas –agregando aceite para un correcto desempeño–; y Engeo para el control de chinches hacia el final del ciclo del cultivo. La novedad presentada fue la extensión del registro de Ampligo para el control de orugas cortadoras o grasientas en girasol como preemergente.

A continuación, especialistas de Syngenta explicaron de qué se trata la propuesta Integra Soja. En conjunto con la empresa Solapa IV, la firma trabaja sobre el índice verde, que estima la densidad de cobertura vegetal mediante una imagen satelital. Hay una gran correlación entre índice verde y rendimiento. Integra Soja ofrece tecnología para el productor, brindando la historia del índice verde de cada lote y una recomendación técnica de manejo mediante una cobertura de riesgo.

“En febrero, que es el momento de mayor índice verde (R4/R5), se mide el índice verde y se compara con campañas anteriores para un departamento dado. Si los valores están por debajo del promedio histórico esto indicaría perdidas de rinde. Por cada valor de 0,02 por debajo del promedio de índice verde, que va de 0 a 1, Syngenta devuelve un porcentaje de la compra de productos realizada por el cliente. En este proyecto participan muchas empresas que otorgan viabilidad y credibilidad”, explicaron.

A su turno, el ingeniero Roberto de Rossi disertó sobre las novedades de manejo de enfermedades en soja y maíz. “Estamos frente a un ambiente complejo para el país en cuanto a decisión de siembra, con un aumento de la superficie de soja sobre soja –dada la coyuntura del maíz– a lo que se le suman campañas previas con alta humedad, que favorecen la aparición de inóculos. Los resultados de la producción dependen del precio (que no manejamos) por cantidad (que si manejamos). En soja la enfermedad que más problemas está presenta en la actualidad es Cercospora kikuchii. Cada vez hay más semillas con esta enfermedad. En el caso de la roya, esta campaña ya se ha detectado soja guacha con Roya viable en Marcos Juárez por primera vez en época invernal. En tanto, en maíz debemos prestar atención a Roya y Tizón. Se espera una campaña húmeda, por lo que debemos afianzar el monitoreo y el conocimiento de los materiales y condiciones predisponentes para cada región”.

 

Híbridos y variedades

El portfolio de variedades de soja Syngenta llega con novedades a la nueva campaña: SYN4x1RR, SYN4x3IPRO (con tecnología Intacta y STS), SYN5x2IPRO, SYN5x8IPRO y SYN6x8IPRO. En tratamientos de semillas, en tanto, incluye Plenus Base, Plenus Full, Plenus Fortenza y Plenus Vibrance, todos productos apoyados en la idea de que “el lote debe arrancar bien protegido desde el inicio, ya que una buena implantación y emergencia definen el éxito del cultivo”.

En el portfolio de maíz para 2015, un cultivo irreemplazable en la rotación y con buenas perspectivas de precio para el próximo año, las propuestas para materiales de ciclo intermedio de madurez de 121 a 124 son: SYN 860 TDTG, SYN840TDTG y SYN840 VIP2; para materiales de ciclo de madurez de 125 a 129: SYN960 TDTG y SYN969 TDTG. Entre los lanzamientos se incluyen la versión SYN840 VIPTERA2, y SYN875 VIPTERA3.

En relación con el manejo sustentable de estos productos, se recordó que sin la siembra de refugios aumenta la participación de individuos resistentes, que rápidamente destruyen el valor de la biotecnología.

Fuente:

Publicidad