19 de noviembre de 2009 09:29 AM
Imprimir

Molinos Río: desplegó el tramo más eficaz

Uno de los aspectos más destacables de su balance de nueve meses -a ojos de un inversor en ella- es seguro que atraviese por el cambio de ritmo que se advirtió en la última parte del trayecto.

Hasta sus primeros seis meses, su total de beneficios llegaba a los $ 145 millones, y al sumarle el tercer trimestre, la cifra se amplió a los $ 241 millones netos.

Lo que fuera promedio de $ 72 millones por trimestre se elevó a los $ 96 millones en el último período. Y esto abrió perspectivas interesantes, a la espera del remate de ejercicio. En especial, porque se destrabó el que estuviera complicado mercado de soja y que ahora resultó baluarte, para una recuperación de marcha más habitual. Con montos de ingresos por $ 6.188 millones, esto le dejó utilidad bruta de $ 655 millones contra lo de 2008 y donde vendiendo $ 6.620 millones, le quedaron $ 563 millones brutos. Ergo, en un rubro donde cada punto de margen pesa mucho, la compañía recuperó dos unidades porcentuales y que marcaron la diferencia (del 8,5% hace un año al 10,5% ahora).

Su saldo operativo fue de $ 461 millones, que resulta lo más alto en cinco años. A no ser por saldos financieros que insumieron $ 155 millones (en 2008 eran $ 60 millones) la cuenta final hubiera resultado más jugosa. Y otro aspecto saliente deriva de sus volúmenes de producción, subiendo desde 3,5 millones de t, a los casi 4 millones, lo que se verifica en mucho más alto nivel de bienes de cambio. Señal de trabajar a pleno. Señal principal.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *