10 de enero de 2011 16:11 PM
Imprimir

Amplían incentivos fiscales para la promoción de inversiones en plantación de árboles y arbustos

URUGUAY : Reconociendo el potencial de desarrollo en el sector frutícola , el Gobierno ha ampliado la aplicación de los incentivos fiscales del  régimen de promoción de inversiones a las realizadas en la plantación de árboles y arbustos frutales.

Los incentivos consisten principalmente en una exoneración del Impuesto a la Renta por un determinado monto de la inversión realizada, exoneración del Impuesto al Patrimonio de los bienes afectados al proyecto y una devolución del IVA incluido en la construcción de la obra civil. Las inversiones que resultan computables para la obtención de los incentivos son aquellas que se realicen en los sistemas de riego, conducción, antiheladas y antigranizo, compra o producción de los plantines y en el costo de implantación y manejo incurrido en el primer año. Ello incluye todos los gastosde mano de obra, combustibles, lubricantes, reparación y repuestos de maquinaria, fertilizantes y agroquímicos. Sería interesante que se incluyeran en el elenco de incentivos fiscales la devolución del IVA incurrido en los costos de implantación y manejo.Si bien es cierto que en el sector agropecuario muchos de los insumos están exentos de IVA y por tanto la incidencia de este impuesto en los costos de plantación no es tan significativa, la devolución en forma anticipada al productor frutícola le significa un alivio financiero en una actividad que requiere varios años de maduración de la planta para que empiece a producir sus frutos.Más allá de esto, los incentivos propuestos resultan sumamente atractivos para una actividad que constituye el rubro agrícola con mayor uso intensivo de mano de obra, y que tiene una importancia significativa en el norte del país. El sector logrará en el 2010 un récord de US$ 100 millones por exportaciones de frutas frescas y productos industrializados. El 80% de los negocios corresponden a cítricos y el resto corresponde a exportaciones de arándanos, manzanas y peras.Dentro de las especies de árboles y arbustos frutales que quedan comprendidos en los beneficios fiscales se incluyen no solo a las plantaciones de frutales tradicionales sino también a las plantaciones de arándanos y de olivos, que vienen teniendo un gran desarrollo en los últimos años.En lo que respecta a los arándanos, el área plantada asciende actualmente a 850 hectáreas y el volumen de exportación se incrementó en cinco años de US$ 20.000 a US$ 17.000.000. Por su parte, las plantaciones de olivos con destino industrial han crecido a un total de 7.000 hectáreas, dándose ya a partir del 2008 las primeras exportaciones de aceite de oliva.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *