29 de octubre de 2015 12:12 PM
Imprimir

La Unión Europea y los GMO

Parlamento europeo rechazó planteo que habilitaba a los miembros del bloque a prohibir unilateralmente el consumo e importaciones de alimentos y raciones que contengan transgénicos

El Parlamento europeo rechazó el miércoles 28 una propuesta que permitía a los países del bloque a restringir o prohibir unilateralmente en su territorio las importaciones y uso de alimentos y raciones que contengan transgénicos.
La medida de rechazo contó con 577 votos a favor, 75 en contra y 38 abstenciones. Los parlamentarios contrarios a la medida indicaron que la misma es impracticable y que llevaría a reinstalar controles internos en las fronteras dentro del bloque europeo.

En abril de este año la Unión Europea aprobó una cláusula que permitió a los miembros del bloque a prohibir unilateralmente la siembra de cultivos genéticamente modificados en su territorio. 19 de los 28 países ya adelantaron su disposición a prohibir los cultivos transgénicos.

Los portavoces parlamentarios indicaron que la propuesta rechazada iría en contra de los logros en cuanto a un mercado único con fronteras comunes. Uno de ellos –de Italia- indicó que la propuesta tenía consecuencias negativas para el sector agropecuario en la Unión Europea que es altamente dependiente de la oferta de proteínas de proveedores que producen con transgénico.

Representantes de los principales lobbies agrícolas europeas indicaron que la sustitución de soja transgénica por soja no transgénica aumentaría en cerca de 10% en el costo de las raciones para el sector ganadero.

Fuente:

Publicidad