30 de octubre de 2015 11:46 AM
Imprimir

“La Cuota 481 de la Unión Europea estandarizó la calidad de la carne uruguaya”

Presidente de Aupcin destacó que el mercado interno consume cada vez carnes de mayor valor
 

¿Cuál es la evolución de Aupcin?

Esta asociación, que cumplirá 25 años en 2016, continúa con algunos socios fundadores y lamentablemente hemos perdido recientemente a Alberto Gramont, que fue uno de los grandes impulsores de la iniciativa. Luego de atravesar momentos buenos y malos, somos un grupo humano que se ha fortalecido y que conoce cómo impulsar la gestión de la institución.
 
 
 

Ha logrado crecer.

Efectivamente, hemos crecido y decrecido. Llegamos a vender 65 mil vacunos y en este 2015 esperamos vender un poco más de 40 mil. Pero hubo años que vendimos 28 mil animales. Nos mantenemos como grupo, tuvimos un mínimo de 15 integrantes, llegamos a tener 26 integrantes, y ahora somos 22.
 
 
 

¿Es un negocio muy variable?

Hemos pasado por diferentes momentos. En algunos períodos el negocio era agrandar el campo, en otros el negocio era transformar los granos en carne; en otros poder terminar una preparación que otros no podían hacerlo, por ejemplo en una gran sequía. Pero también hay otros momentos más genuinos del negocio como el actual, donde estamos produciendo una mercadería que tiene una oportunidad comercial como es la Cuota 481 que nos permite valorizar, ya sea por la calidad del producto o por ventajas arancelarias, nuestro sistema de producción.
 
 
 

¿Cuáles serían los dos grandes canales comerciales para los ganados de encierro de Uruguay?

 
Hoy el principal negocio y más sustentable para los corrales de engorde es la Cuota 481. Es cierto que hay oportunidades fuera de esa cuota y también para el abasto. Esto último es más variable y depende de las oportunidades del momento, ya sea precio del ganado de reposición, valor de poszafra u oportunidades de mercado. Hoy el 80% del ganado que se termina a corral tiene como destino la Cuota 481. Particularmente este año, que se va a terminar mucho ganado en los corrales, entiendo que hubo muchos negocios fuera de esa cuota europea porque en la sequía otoñal hubo mucha oferta de ganado de reposición a un precio atractivo. Eso provocó que muchos corrales de engorde vieran una oportunidad para comprar ganados a un precio para venderlos en poszafra a otro precio y fuera de cuota.
 
 
 
¿Es un buen negocio el engorde de ganado a corral?
 
Es un nicho que brinda oportunidades. Si resulta atractivo depende del precio de la reposición y del nicho que uno explote, pero no en el gran volumen de oferta.
 
 
 

¿El mercado interno evoluciona hacia la demanda de un tipo de carne que este sistema provee?

Yo creo que sí. Es un mercado chico, pero lentamente el público uruguayo está comenzando a valorizar la carne que consume. Esto significa preferencia por carne tierna, carne de un color rosado o de una grasa blanca y otros de tipo sensorial. Esos son atributos que el consumidor uruguayo está comenzando lentamente a valorar y que creo que las mejores condiciones económicas de los últimos años ha contribuido a que el público uruguayo pueda acceder al consumo de carne que en estos sistemas de producción puede tener un costo mayor pero que brinda un producto con los mejores atributos. Por otra parte, es claro que la carne que se exporta a mayor precio es la Cuota 481 y esa carne es proveniente de corrales de engorde. Consideramos que el corral de engorde y la Cuota 481 en particular han brindado una estandarización a la calidad del producto, en cuanto a sus niveles de terneza, color, terminación y calibre de cortes.
 
 
 

¿La exportación de cortes Hilton es una competencia?

No es una competencia, es una complementariedad. Todos tenemos que entender que en Uruguay nacen poco más de dos millones de terneros por año, la mitad son machos y la mitad hembras, y hay un millón y pico de novillos que se faenan por año. De ese volumen, Uruguay destina entre 450 mil a 500 mil novillos para hacer la cuota Hilton y unos 200 mil para la Cuota 481. Por lo tanto, hoy son más de 600 mil novillos que se están faenando con destino a la Unión Europea (UE) en cortes de alta calidad. Lo que estamos viendo es que ambos rubros coexisten y que se han posicionado por la calidad del producto.
 
 
 

¿Qué información maneja Aupcin hacia adelante?

Lo que observamos es mucha demanda de ganado engordado a corral para la Cuota 481. De hecho estamos empezando a trabajar en el primer cuatrimestre 2015/2016, donde ya hemos concretado gran parte de los negocios con alta demanda y buenos valores. En ese marco la industria está dispuesta a cerrar los contratos a futuro, que por otra parte está conforme con el comportamiento del producto y está comenzando incluso en algunas plantas a desarrollar líneas para abastecer a determinados nichos de mercado. Por lo tanto, es un negocio que está creciendo en Uruguay y así lo demuestra la evolución de exportaciones. El último año se exportaron 10.951 toneladas en la Cuota 481, de un total de 48.200 toneladas que importa la UE. En el primer trimestre del actual ejercicio, se han colocado 3.139 toneladas, de las 12.050 toneladas que compró en ese período la UE.
 
 
 

¿Seguirá creciendo el negocio?

Entendemos que sí. Además, el valor que se obtiene por estos novillos se transfiere al valor de la reposición de los ganados. La propia gremial de consignatarios cotiza en su planilla semanal el precio de esta categoría con un valor diferencial y por encima de un novillo de la misma edad de otra categoría, sea para la cuota o para otro destino. Concretamente, la semana anterior la diferencia fue de 13% a favor del novillo para encierro
Fuente:

Publicidad