31 de octubre de 2015 10:36 AM
Imprimir

En Chile Agro y Minería pierden 10 mil puestos de trabajo en 12 meses

En tanto, la tasa de desocupación en la región llegó a 7,6% en el trimestre móvil julio- septiembre, siendo la segunda más alta de Chile

La minería y la agricultura son sin lugar a dudas las principales actividades económicas de la región de Coquimbo y se encuentran entre las que más aportan a la absorción de mano de obra. Por eso preocupan las cifras sobre el empleo dadas a conocer por el Instituto Nacional de Estadísticas (INE) y que señalan que en los últimos doce meses ambas suman un total de 10.440 puestos de trabajo perdidos.
De acuerdo al informe, en el trimestre móvil julio-septiembre de 2015 la agricultura mantiene 35.680 plazas laborales, lo que significa 5.210 puestos menos en 12 meses (-12,7%). La minería, en tanto, en el mismo periodo mantiene 30.420 puestos de trabajo, lo que se traduce en una baja de 5,230 plazas, es decir, un 14,7% de caída.
Respecto a la inquietud que existe por la reducción de personal que están llevando a cabo las empresas del rubro, el seremi de Minería, Igor Díaz, plantea que efectivamente en Chile, no solamente en esta región, se han producido desvinculaciones.

“Por supuesto que nosotros vemos con preocupación esto, pero también tenemos que destacar que hay otros proyectos que actualmente siguen su curso, otros que han mantenido su nivel de producción y que han proyectado un aumento o el inicio de otros proyectos”.
Lo que se espera, agrega la autoridad, es que dentro de esa lógica “haya otras iniciativas que van a absorber gran parte de la mano de obra que hoy se está desocupando”.
Por su parte, la seremi del Trabajo y Previsión Social, Tarcila Piña, señaló que “la desaceleración económica y el bajo precio de los metales es un factor que está afectando negativamente el empleo en este rubro, pero la idea es que a medida que se retomen tasas de crecimiento más acelerada se generen más puestos de trabajo”.

 

SEGUNDA EN EL PAÍS. En cuanto a las cifras regionales, de acuerdo al informe del INE la región de Coquimbo es la segunda a nivel país con mayores niveles de desempleo, con una tasa de desocupación en el trimestre julio- septiembre que llega a 7,6%, lo que muestra un aumento de 0,6 puntos porcentuales respecto al período anterior (junio-agosto) y de 1 punto porcentual en doce meses, lo que en la práctica significa que en este período se perdieron más de 2 mil empleos.
Claudia Cartes, jefa de la unidad técnica del INE Coquimbo, indicó que si bien esta tasa de desocupación viene a mostrar que hay un aumento respecto al mismo período en el año anterior “nuestra región es capaz de generar nuevos puestos de trabajo, destacando los trabajadores asalariados, es decir aquellas personas que poseen protección laboral, situándose en sectores como enseñanza, administración pública y servicios sociales”.
Al hacer el análisis por provincia, se muestra que las tres zonas geográficas

experimentaron aumentos en este trimestre móvil, registrándose el de mayor cuantía en Choapa con un alza de 1,5 puntos porcentuales respecto al trimestre móvil anterior, y de 2,7 puntos porcentuales en un año, llegando la tasa de desocupación a 7,1%.
Limarí, en tanto, presenta un incremento de 0,6 puntos porcentuales respecto al trimestre anterior, y un descenso de 2,8 puntos porcentuales en doce meses ubicando la tasa de desempleo en 6,8%.
Elqui, por su parte, presenta un aumento en la tasa de desocupación de 0,5 puntos porcentuales, situándose en 8,0% en relación al trimestre anterior y consignando aumento de 2,0 puntos porcentuales respecto a igual período del año 2014. Esta provincia presenta una de las mayores pérdidas de empleo en relación al último trimestre móvil con 2.740 ocupados menos, registrando con ello el primer comportamiento negativo trimestral desde enero-marzo de este año.
La seremi del Trabajo señaló que las causas de este incremento en el desempleo se debería a que en el actual informe ya se estarían sintiendo los efectos que dejó la catástrofe por terremoto y tsunami que afectó a la zona.
“Responde en cierta medida a los efectos del terremoto y tsunami. Pese a ello, junto al gabinete económico continuamos trabajando para que esta cifra no aumente, logrando contener el impacto social, laboral, productivo y económico de la catástrofe; para eso contamos con el Subsidio a la Retención y Contratación de Mano de Obra, que dispuso la Presidenta”. indicó.

Fuente:

Publicidad