24 de enero de 2011 10:33 AM
Imprimir

Se perdieron u$s 50 millones en exportaciones de peras por el paro en el Alto Valle

El conflicto de productores frutícolas en el Alto Valle de Río Negro, que ya lleva varias semanas de paro y cortes de ruta, se recrudeció tras una breve pausa, al punto que, desde las cámaras empresarias de la región, estiman que ya se perdieron u$s 50 millones por fruta que no fue cosechada.

El origen del conflicto es un reclamo salarial de los sectores de recolección y empaque, que lograron primero un aumento del 25,6 por ciento tras un laudo del Ministerio de Trabajo, que horas más tarde fue recortado al 22 por ciento por una disposición del mismo organismo. Con el primer incremento, el jornal pasará a poco más de $ 140.
Los trabajadores primero dejaron las rutas y volvieron al trabajo, pero enseguida retomaron el reclamo, en este caso, los poco más de tres puntos de diferencia. Al momento, una de las cámaras empresarias, para evitar mayores pérdidas, se comprometió a pagar el mayor aumento, pero sin la conformidad de la otra, el conflicto se extenderá. La Cámara Argentina de Fruticultores Integrados (CAFI) que agrupa a las grandes empresas que integran empaque y exportación, se reunió el sábado con los representantes de Uatre, uno de los gremios en conflicto, y acordó pagar el aumento de 25,6 por ciento ?para evitar pérdidas mayores?, explicó a El Cronista Marcelo Loyarte, gerente General de CAFI. Es que, en plena cosecha de peras Williams, ya se estima que el conflicto hizo perder el 30 por ciento de la producción. Del otro lado, la Federación de Productores de Río Negro y Neuquén, que agrupa a productores primarios, pretende atenerse al segundo laudo de Trabajo y pagar el aumento del 22 por ciento a los productores, aduciendo no estar ?en condiciones de afrontar mayores aumentos? porque, según explicó el protesorero de la entidad, Federico Sacheri ?se trabaja a pérdida?. Una reunión de la Federación, hoy por la mañana, no parece que vaya a encontrar una rápida salida al conflicto porque las autoridades se inclinan por pedir al Ministerio de Trabajo que vuelva a tomar cartas en el asunto, entendiendo que la nueva etapa del conflicto tiene su origen en la doble decisión del organismo. En paralelo, especulan con que los propios productores desistan de los reclamos porque, al cobrar por jornal, dejan de cobrar mientras dure la protesta, explica Sacheri.
El país es el primer exportador mundial de pera Williams, y vende al exterior más del 70 por ciento de la producción. En diciembre pasado las empresas empezaron a reclamar beneficios al gobierno nacional, como baja de retenciones, que hoy son del 5 por ciento, pero al momento, según Sacheri, no consiguieron este u otro beneficio. Aún así, la semana pasada, el gobierno nacional anunció créditos a tasa fija del 9,9 por ciento y a cinco años de gracia del Fondo del Bicentenario, pero la medida, apuntada a pequeños productores y empresas no alcanzó para frenar el conflicto.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *