28 de enero de 2011 10:33 AM
Imprimir

El gobierno pondrá en marcha la Red Nacional de Mercados Centrales

Crea así un esquema de ventas de frutas, verduras, productos frescos y panificados, con un fomento a la producción regional. Comerciarán a nivel mayorista y minorista a precios bajos. Ya están interesadas cinco localidades del Interior.

Ante la importante afluencia de consumidores que se vuelcan a comprar en los mercados comunitarios en busca de precios bajos, el gobierno ya tiene preparada una iniciativa para “federalizar” los beneficios. En las próximas semanas, en un acto que presidirá la presidenta de la Nación, Cristina Fernández, se lanzará formalmente la Red Nacional de Mercados Centrales, un esquema interregional de estos grandes comercios, que tendrá sucursales en todo el país y estará gerenciado por el Mercado Central de Buenos Aires.
Concretamente, y según explicaron a Tiempo Argentino fuentes oficiales, se ofrecerá a las provincias y localidades de la Argentina sumarse a una estructura nacional que creará, en terrenos donados por cada una de las comunas, grandes superficies comerciales con el mismo esquema que el Central: accesos para camiones y vehículos de porte, ferias mayoristas y ferias minoristas que estarán disponibles entre dos y tres días a la semana.
Este último punto es el de mayor relevancia, dado que se replicará la ecuación de precios que ya se ven en el Mercado Central, es decir, productos que en la mayoría de los casos son entre un 50 y un 80 por ciento más baratos que en el resto de la plaza minorista.
¿Qué tipo de productos ofrecerán? Frutas, verduras, productos frescos, carne, pollo, pescado, cerdo y panificados. “Queremos que, con la misma seriedad, calidad y precios con las que se vende en Buenos Aires, se replique el modelo en el Interior, de acuerdo a las necesidades de cada jurisdicción”, señaló a este diario uno de los encargados de llevar adelante el proyecto. Y agregó que, como en el Interior son fuertes pero dispersos los niveles de producción de alimentos y mercaderías regionales, “se darán facilidades para que los productos de pymes y emprendimientos familiares tengan la posibilidad de ingresar en la red”. En cuanto al nivel de precios minoristas y mayoristas, al igual que sucede en el Central de Buenos Aires, tendrán el monitoreo y cumplirán con los acuerdos pautados con la Secretaría de Comercio Interior. Los fondos para costear la organización comercial tienen una fórmula práctica que, además, impactará en otra área clave de la economía del país: cada sitio interesado en esta iniciativa deberá establecerse sobre un terreno cedido por la comuna, municipio o intendencia, y se financiará bajo la modalidad de toma de uno de los Créditos del Bicentenario, destinados a la actividad productiva nacional en los últimos años. Con este dinero se llevarán adelante, además, las obras de ingreso, egreso y cruce de caminos en el área afectada a los fines.
Si bien no es obligatorio que los mercados centrales establecidos se plieguen -eso será decisión de cada jefe comunal o intendente-, ya hay cinco localidades que mostraron interés en sumarse: la expectativa es fuerte porque semanas antes de anunciarse públicamente, los distritos de Villa María (Córdoba), Lincoln, San Pedro (Buenos Aires), Las Heras y Mendoza.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *