19 de noviembre de 2009 03:36 AM
Imprimir

El campo intenta hoy mostrar unidad, tras desaire de Llambías

Se esperaba que los cortocircuitos entre los presidentes de Federación Agraria (FAA), Eduardo Buzzi, y de Confederaciones Rurales (CRA), Mario Llambías, pudieran dejarse de lado ayer con el reencuentro de ambos dirigentes. La mesa de Coninagro estaba servida para eso –con asado y ...

Se esperaba que los cortocircuitos entre los presidentes de Federación Agraria (FAA), Eduardo Buzzi, y de Confederaciones Rurales (CRA), Mario Llambías, pudieran dejarse de lado ayer con el reencuentro de ambos dirigentes. La mesa de Coninagro estaba servida para eso –con asado y vino de por medio para celebrar un nuevo año de mandato de Carlos Garetto–, pero no pudo ser. Llambías no llegó a la cita, argumentando demoras en el vuelo que lo traía ayer por la mañana a Buenos Aires desde Bahía Blanca, donde viajó el lunes con su colega de Sociedad Rural (SRA), Hugo Biolcati, para reunirse con productores afectados por la sequía.

Buzzi y Llambías tendrán hoy una nueva oportunidad de limar asperezas. Será a partir de las 9, en la sede de SRA, donde la mesa de enlace se apresta a formalizar la invitación a industriales, sindicatos y dirigentes religiosos a sumarse a la movilización con la que el campo celebrará el ingreso al Parlamento de 14 dirigentes rurales y tratará de fijar la agenda de prioridades para 2010.

Más allá de la ausencia de Llambías en el encuentro en Coninagro, que algunos adjudicaron al enojo del líder confederado, Garetto, Buzzi y Biolcati ratificaron públicamente la unidad de la mesa de enlace y minimizaron las diferencias existentes entre los líderes rurales.

Buzzi, a quien Llambías cuestionó por haberse reunido con el ministro de Agricultura, Julián Domínguez, y gestionado ayuda económica para productores afectados por la sequía, puntualizó que la mesa de enlace debe “sentarse a planificar cómo seguimos”.

“Que tengamos diferencias sobre un tema o sobre otro es normal, pero eso no significa que haya rupturas. Ya lo he dicho, un poco vulgarmente: el que saca los pies del plato es un idiota”, enfatizó el presidente de FAA.

Buzzi justificó una vez más sus gestiones y el encuentro con Domínguez, apenas días después de que la mesa de enlace había anunciado la ruptura del diálogo institucional por falta de soluciones a sus reclamos, en las necesidades de los productores afectados por la sequía.

“Está mal ir a reclamar que hay gente que necesita comer (frente a la sequía) y mantener la actitud crítica respecto a la política agropecuaria”, se preguntó.

Dejando de lado la interna ruralista, Garetto manifestó que el sector agropecuario “está dispuesto a hacer un nuevo esfuerzo y poner otra vez el hombro por el país”. No obstante, admitió que “la relación con el Gobierno está estancada”.

El líder cooperativistas se esperanzó en que la nueva composición del Congreso, a partir del 10 de diciembre, permita “trabajar en la búsqueda de los consensos necesarios para alcanzar las reformas que necesita el campo”.

Biolcati, en tanto, remarcó que la concentración de “El Campo y la Ciudad” en Palermo será un hito para que los nuevos legisladores “asuman los temas que necesita el agro y la sociedad” en su conjunto.

Mientras los líderes rurales nacionales se encuentre en SRA, una delegación de técnicos de las entidades visitará el Congreso, donde a las 11 el oficialismo en la comisión de Agricultura de Diputados intentará darle despacho al proyecto de Ley de Lechería.

Las entidades rechazan la iniciativa, impulsada por el presidente de la comisión Alberto Cantero, porque sostienen que distorsionará aun más el mercado lácteo. La presencia de técnicos de la mesa de enlace en el Parlamento busca desactivar la iniciativa, que afirman beneficiará solo a industrias y a los tamberos afines de la administración K.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *