3 de marzo de 2011 00:12 AM
Imprimir

Agroquímicos: buscan más controles en verdulerias

BAHIA BLANCA : Una iniciativa propone que el municipio también participe de las verificaciones. El Senasa actualmente sólo alcanza a supervisar los centros de venta mayorista. Este tipo de sustancias puede causar enfermedades.

La Municipalidad inspeccionará las verdulerías para evitar la presencia de agroquímicos en productos comestibles, en caso de prosperar un proyecto elaborado por el presidente de la comisión de Salud del Concejo Deliberante, el oficialista Guillermo Quevedo (FPV-PJ).
     "Cuando éramos chicos, del total de las frutas y verduras que uno compraba en una verdulería debía desechar un porcentaje porque estaban picadas por algún insecto, maduras o afectadas por algún factor natural", recordó Quevedo, nacido el 12 de diciembre de 1955.
     "Hoy –agregó– en los comercios se ven las verduras y frutas gordas, sanas, apetecibles, sin una sola picadura y prolijas para la venta. No me cabe la menor duda de que hay un proceso de selección de las empresas que las producen, pero también de cuidados específicos con agroquímicos mientras crecen las plantas".
     El doctor Quevedo propone que el Concejo autorice al Ejecutivo a suscribir un convenio para coordinar y gestionar políticas sanitarias sobre la utilización de esas sustancias, especialmente en frutas y verduras.
     Horacio Zabala, inspector técnico del Senasa local, dijo que desde la dirección regional del organismo se le propuso al municipio que supervise a las verdulerías para obligar a sus responsables a proveerse de productores que estén inscriptos en el Renspa (Registro Nacional Sanitario de Productores Agropecuarios), para poder identificarlos si se comprueba alguna infracción a partir del análisis del alimento.
     Roberto Kammerer, jefe local del área Vegetal del Senasa, expresó que vienen realizando controles de agroquímicos con una periodicidad mayor a una vez por mes, en los cuatro puntos de distribución y venta mayorista de frutas y hortalizas de la ciudad. Esas muestras son enviadas a Buenos Aires para ser analizadas por los laboratorios centrales del Senasa.
     "En el marco de un convenio que tenemos con el municipio, tomamos muestreos en puntos de acopio, en los mercados concentradores, donde se conoce la procedencia de los productos. En la mayoría de los casos, los resultados niegan la presencia de agroquímicos. Pero también hay productores en esta zona que no están inscriptos en el Renspa. Para hacer que se registren es necesario controlar las verdulerías", dijo Kammerer.
     El Senasa, mediante el ministerio de Asuntos Agrarios, también tiene la facultad de sanción sobre los infractores. Algunas de las medidas son multas, clausuras, decomisos o destrucción de cultivos.
     Quevedo prevé que el acuerdo lo suscriban el ministerio de Asuntos Agrarios de la Provincia, el Colegio de Ingenieros (por nuclear a los agrónomos), la Universidad Nacional del Sur y la Facultad Regional Bahía Blanca de la Universidad Tecnológica Nacional.

Sofisticados. El concejal comentó que los productores deben respetar el denominado período de latencia entre la aplicación del agroquímico y la venta del producto, para que las sustancias tóxicas desaparezcan.
     Bajo el rótulo de agroquímicos entra una amplia variedad de productos como herbicidas, pesticidas, acaricidas y larvicida.
     "El tema es que cada vez son más sofisticados y producen un mayor impacto, si bien el período de latencia es cada vez más corto. En poco tiempo se desnaturalizan y no dejan residuos o, en el caso de quedar algún vestigio, no resulta tóxico", señaló Quevedo.
     Para la detección de cada agroquímico existe un proceso determinado.
     "Depende de qué tipo de fruta o verdura se trate, y de qué región proviene, porque son distintas las sustancias que se les aplican durante el crecimiento de las plantas", comentó el concejal.

Potenciales riesgos
     Las consecuencias en la salud por el consumo de agroquímicos dependerá del tipo de producto y del volumen ingerido. En los casos más extremos pueden generarse enfermedades agudas, por ejemplo del tipo gastrointestinal o bien algún síntoma neurológico. También podrían aparecer enfermedades crónicas, del tipo renal o hepático.AGROMEAT

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *