14 de febrero de 2011 09:47 AM
Imprimir

Procesados al alza

CHILE : Menor producción mundial y mayor demanda en los países desarrollados impulsan el precio de los congelados y los deshidratados. Arándanos y moras están entre los más beneficiados.

Un momento expectante viven las frutas procesadas. Y es que hay buenas noticias tanto para los congelados como para los deshidratados. La explicación está en la caída en la producción de oferentes claves como Estados Unidos, China y Turquía.Felipe Rosas, de RConsulting, afirma que es necesario que los productores chilenos estén conscientes de las nuevas dinámicas del negocio de los procesados a la hora de negociar con las plantas procesadoras.Sin embargo, este nuevo escenario también tiene implicancias para los agricultores especializados en fruta fresca. Usualmente los precios de ese tipo de producción son más altos que los que van a la agroindustria. De hecho, esta última en algunos casos actúa como un mercado secundario, al que va a parar la materia prima que por presentación o tamaño no puede ser exportada directamente.Debido a la interrelación entre ambos nichos, la actual alza de precios de los procesados asegura que podría haber un piso más alto que en temporadas anteriores para la fruta fresca.Un ejemplo claro se da en las uvas de mesas y las pasas. Según Felipe Rosas, las caídas en la producción de pasas en Australia y Turquía, dos de las potencias en este rubro, provocaron un alza de 10 a 15% en los precios de ese alimento deshidratado. Traducido a términos que son relevantes a los agricultores, eso asegura un precio en torno a los US$ 2,3 por kilo de pasas en la actual temporada. Como las pasas requieren de menos inversión (packing, embalajes, frigoríficos y un largo etcétera) que las uvas de mesa, más de un agricultor puede sentirse tentado a optar por ellas desinflando la oferta de fruta fresca.Arándanos y moras, de fiestaA la hora de hablar del buen momento de los procesados, eso sí, emergen dos claros ganadores.El primero es el rubro de los arándanos. Uno de los berries más plantados en Chile enfrenta un panorama interesante por la caída de la recolección de fruta silvestre en el este de Estados Unidos. La menor oferta gringa gatilló una fuerte demanda por arándanos procesados. El resultado para los agricultores chilenos es que el precio por kilo se disparó de un dólar por kilo en la temporada pasada a dos dólares por kilo en la actual. A todas luces, un salto notable.Y un salto similar se produce en las moras, aunque en esta especie en Chile una parte importante se recolecta en forma silvestre. Los cambios en el mercado internacional, según Felipe Rosas, harán que los precios pagados a los productores suban de 0,6 dólares a 1,2 dólares entre este año y el anterior.Aunque menos espectacular, el alza de las frutillas también es importante.En este caso, la caída de Estados Unidos, China, México, España y Polonia presionó la demanda por procesados. Para los frutilleros chilenos eso significará aumentos cercanos al 30% respecto de la temporada pasada por su materia prima.La situación de las frambuesas es similar. Según los datos de RConsulting, en la temporada pasada el kilo de ese berry se pagó entre 0,6 y un dólar. En cambio, en esta campaña exportadora el precio subió a un rango de entre US$ 1 y 1,2 por kilo.En el caso de las frambuesas,  Felipe Rosas explica que esto se debe al "gallito" que juegan los importadores alemanes para atajar el alza.Aún así los productores de la zona centro sur están preocupados porque no han recibido los valores que esperaban. Por ello, enfrentados a la segunda floración del berry, el cluster de la frambuesa del Maule solicitó al gobierno regional convocar a la mesa regional de berries para buscar puntos de acuerdo con la industria. Mientras los productores solicitan mejores precios y una tarifa estándar, las empresas respondieron que es posible siempre que se logre una coordinación y programación que permita organizar el stock de fruta y productos de calidad.Demanda rusa por duraznosUno de los efectos más inesperados del alza del petróleo es el impacto que tiene en duraznos procesados.Rusia, un importante comprador de esa fruta procesada y también un fuerte productor de hidrocarburos, se ha beneficiado por el alza de los combustibles. El ingreso de divisas por ese concepto ha alimentado las importaciones, entre ellas las de duraznos procesados.En términos concretos, la tonelada de pulpa de duraznos subió de US$ 900 a US$ 1.100 en el último año.En RConsulting aseguran que es importante que los productores de duraznos coticen en diferentes plantas, aunque se encuentren distantes, pues en ese rubro la dispersión geográfica de precios es muy alta. Finalmente, en las ciruelas secas también hay novedades. El precio a productor en la actual temporada rondaría los US$ 1,15 el kilo. Ese valor es el resultado de la merma en la producción de Estados Unidos, que habría llegado al 8%. La explicación está en problemas de heladas que afectaron a las zonas productivas.Como se ve, esta temporada pinta muy interesante para los productores especializados en frutas procesadas.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *