22 de febrero de 2011 19:37 PM
Imprimir

Chile monitorea y previene el ingreso de plaga que afecta a cítricos

CHILE : Bacteria Dragón Amarillo, que amenaza limones y naranjas, preocupa al mundo entero por su rápida propagación. Mientras en México y EEUU generan estrategias para su control, en Chile el SAG mantiene red de vigilancia en predios y de prevención en aduanas.

“Dragón Amarillo”, “HLB” o “Huanglongbing” son los nombres que recibe la destructiva plaga que amenaza los productos cítricos del planeta. Se imagina un Patio de Los Naranjos de La Moneda sin naranjos, bebidas o jugos cítricos sin cítricos, escuchar el término verano naranja como un añejo concepto o un pisco sour sin limones…Esto podría ser una cruda realidad si no se detiene el avance de esta grave enfermedad provocada por una bacteria originaria de Asia y que se ha propagado en el último tiempo por África, Norteamérica y Brasil poniendo en peligro campos de cultivos enteros.La plaga, diseminada por insectos, bloquea los canales de alimentación de la planta cuyas hojas se tornan de color amarillo y los frutos verdes hasta que muere.El "Dragón Amarillo" se expandió con fuerza en Brasil desde su llegada el 2004, donde más de 4 millones de árboles, han tenido que ser eliminados. Mientras que en Estados Unidos (2005), Cuba (2007), República Dominicana (2008), México, Guatemala y Belice (2009), y Costa Rica (2010), su propagación también ha sido rápida a pesar del uso de insecticidas y de la erradicación de árboles completos desde la raíz.EN CHILEPara Marcos Muñoz funcionario del departamento de Vigilancia y Control Agrícola del Servicio Agrícola Ganadero (SAG), aunque la situación mundial es preocupante, Chile está preparado para enfrentar la plaga. "El SAG está en conocimiento de esta situación, ya que la HBL está en su lista de Plagas Cuarentenarias Ausentes, que no se encuentran en el país. Nosotros hace una década visualizamos esta plaga cuarentenaria”.La estrategia del SAG para enfrentar al "Dragón Amarillo" contempla el monitoreo de 20 mil hectáreas de cítricos en el país, por lo cual -en 2010- visitaron 389 predios agrícolas entre Arica y el Maule. Así también se reforzó los sistemas de control  en los principales lugares de ingreso al país.”Exigimos una declaración si alguien quiere ingresar cítricos, el SAG del país de origen debe certificar que no tenga la bacteria. Además, todo material cítrico y otras especies se mantienen en cuarentena post entrada. Se hacen análisis de todo material que ingresa al país en un periodo de 2 años”, aseguró Muñoz.Con respecto al monitoreo, según Muñoz, el SAG realiza prospecciones en terreno y trampas en cultivos, “tenemos una red de monitoreo por medio de un programa de vigilancia agrícola, donde se realizan prospecciones y trampeo agrícola, además de visitas inspectivas a los cultivos. También el SAG se ha preocupado por la capacitación de sus funcionarios y la implementación de laboratorios para el análisis de muestras”.El ingeniero agrónomo se mostró confiado en que el país está preparado para hacer frente a una plaga de estas proporciones, a través de planes de prevención. “Tenemos plan de contingencia, podemos determinar y realizar medidas necesarias”, concluyó el especialista.Por su parte, la Federación Gremial Nacional de Productores de Fruta (Fedefruta), no se ha referido al tema, sin embargo están atentos al avance de la enfermedad por el continente y sobretodo por la posible llegada de la plaga en los países vecinos.EL MUNDO TOMA MEDIDASLa plaga HLB se ha expandido lenta, pero agresivamente por el continente americano. México, Brasil y Estados Unidos han impulsado diversas estrategias para  eliminar la bacteria, con disímiles resultados. Así en México en los estados afectados, se ha implementado vigilancia de la plaga por medio del control biológico, llevado a cabo por las liberaciones del parasitoide Tamarixia Radiata. Este último es un insecto que deposita un huevo dentro de las ninfas del dragón amarillo y se alimenta de ellas, con lo que las mata y las utiliza de incubadora. En el país azteca se espera que dentro de un mes se vean positivos efectos de los más de 10 mil ejemplares de Tamarixia liberados. México destaca por crear acuerdos de cooperación para evitar la expansión de la enfermedad, compartiendo información, monitoreando y erradicando la plaga en las plantaciones cerca de la frontera con Belice.Brasil y Estados Unidos han implementado severas medidas  en contra de la plaga a través de eliminar de inmediato, cualquier atisbo de presencia de la enfermedad en los ejemplares enfermos. Mientras Argentina ya ha tomado medidas preventivas, a través del monitoreo y chequeo de los cultivos, realizándose inspecciones en las provincias de Tucumán, Santiago del Estero y Catamarca.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *