9 de marzo de 2011 10:13 AM
Imprimir

Arándanos, una buena temporada

CHILE ; Las exportaciones del fruto nacional alcanzaron las 65.000 toneladas. Esto se explica porque hubo un aumento de producción, y por la ampliación de los envíos a mercados asiáticos.

Exitosa fue la temporada de arándanos 2010. Las exportaciones aumentaron 50% respecto a la misma fecha del año pasado y se enviaron cerca de 65.000 toneladas al extranjero. Y eso que aún no finaliza la cosecha.
"Ha sido una buena temporada y muy de acuerdo a las expectativas de volúmenes que hicimos el año pasado", asegura Andrés Armstrong, coordinador general de Chilean Blueberry Committee.

Similar piensa Carlos Ferrer, director de la exportadora Sunny Ridge Farms. "Fue una muy buena temporada en términos de volúmenes y crecimientos cercanos al 50%. La calidad ha sido buena en toda la temporada".

Una de las características del ciclo fue la diferencia entre los comportamientos de los mercados. Los envíos hacia EE.UU. crecieron un 25%, mientras que a Europa, se estancaron.

"Norteamérica se ha mantenido como el principal comprador, pues el 85% de los despachos fueron hacia ese país. En cambio en Europa encontramos un mercado más bien deprimido", asegura Armstrong.

Con los que se llevaron una buena sorpresa fue con los asiáticos, ya que los despachos a esos mercados, principalmente a Hong Kong,  se acrecentaron un 33%.

Los factores que causaron esta buena temporada son diversos. Carlos Ferrer, explica que las buenas condiciones climáticas permitieron producir mayores volúmenes de fruta.

Coincide Gabriel Ormeño, director del Comité de Productores de Arándanos. "No hubo grandes heladas, lluvias o calores que afectaran la producción. Ha sido un buen año".

También ayudó la recuperación de las economías mundiales, lo que llevó al aumento del consumo y la consecuente alza en los precios de la fruta. "Las cajas de dos kilos estuvieron en US$ 22 a fines de enero, que es cuando se produce menor cantidad de fruta, pero actualmente están en US$ 14. La baja es normal respecto a la cantidad de fruta que hay", dice Ferrer.

Otro aspecto favorable fue que se introdujeron cambios en el packaging utilizando envases de mayor tamaño, de 12, 18 y 24 onzas, los que ayudaron a agilizar los procesos de embalajes.

"Se previó el crecimiento de los volúmenes, se informaron las proyecciones, se preparó al mercado para recibir esta cantidad de fruta, lo que  considero bastante exitoso. Entonces parte del éxito se debe a la buena promoción", asegura Armstrong.

El aumento de la demanda se debe, en parte, a la difusión de los beneficios del arándano. Pero el crecimiento de Chile es por la promoción.

"Las campañas promocionales realizadas en Europa y EE.UU. por parte del comité sirvieron para aumentar los volúmenes de exportación y para dar a conocer la fruta nacional. Y también, ayudaron a que ésta tenga un movimiento rápido en los mercados de destino. Esto es algo muy importante de resaltar en esta temporada", asevera Ferrer.

Si bien se estima que el mercado estadounidense seguirá siendo el más importante -pues se prevé que se mantenga el 80% de las exportaciones hacia ese destino-, se espera que los despachos a Europa crezcan gracias a una campaña de promoción del berry que está realizando Arándanos del Sur, organización de productores chilenos, argentinos y uruguayos.

"Esta unión de compañías promociona su fruta de manera conjunta en el mercado europeo, principalmente el inglés, y están siendo muy exitosos", asegura Ferrer. 

Las jugadas de la temperatura

De todas formas la temporada no estuvo exenta de problemas.

Las altas temperaturas sufridas en la zona sur de Chile -donde ahora se está realizando la última cosecha de berries- están repercutiendo en que las frutas resistan menos tiempo los viajes, sobre todo, aquellas que van en barcos. A esto hay que sumarle el alza en los costos de producción, la carencia de mano de obra que se ha experimentado en algunas temporadas y el bajo tipo de cambio.

"El gran problema nuestro es el dólar, las liquidaciones podrían ser mejor si estuviera alto", afirma Ormeño.
Entonces, para aprovechar el mercado creciente y seguir obteniendo precios atractivos, resulta clave conseguir mejorar estos problemas, ya sea adecuando variedades o técnicas de cultivo a condiciones climáticas que probablemente se seguirán repitiendo. Bajo consumo en ChileEn el país, donde existen más de 12.500 hectáreas plantadas de norte a sur, el consumo de arándanos es bajo. Si bien ha tenido un incipiente despegue en el último tiempo, su ingesta aún no es significativa. La principal causa se debe al desconocimiento por parte de los consumidores y a que hay frutas que están muy bien posicionadas, por lo que es difícil introducir nuevas especies.

En lo que coinciden productores y exportadores, es que si se quiere revertir este escenario y potenciar el consumo del arándano, deben realizarse campañas promocionales que lo den a conocer y resalten sus cualidades nutritivas.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *